martes, 23 de junio de 2009

Advertencia de los curas villeros por la urbanizacion


La propuesta de urbanización de los asentamientos precarios porteños del jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, suscita reparos en sectores de la Iglesia que trabajan en las barriadas más populosas. El Equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia -que depende del arzobispado local- difundió hace un tiempo, una declaración con una serie de interrogantes que le provoca esa urbanización y advierte sobre los riesgos de que el proyecto termine avasallando "una auténtica cultura villera" y yendo contra una verdadera integración.

En el documento -presentado en una conferencia de prensa realizada en la iglesia Natividad de María, en el barrio de Barracas- los religiosos también señalan la necesidad de que los funcionarios salientes y entrantes escuchen a los habitantes de los barrios carecientes para que "las posibles soluciones no provengan de oficinas donde trabajan técnicos que ignoran la realidad y que, en lugar de mejorar la situación, la empeoren". Aclararon, sin embargo, que su equipo no dialogará con las autoridades hasta que "no cesen los desalojos" en algunos asentamientos.

Precisamente, en otro texto, los sacerdotes denunciaron "insinuaciones de desalojos, algún operativo de prensa, cédula de desalojo en Barracas, La Boca, la villa 21 y otros en coincidencia con el tiempo post-eleccionario". Tras lamentar que "los tiempos de la política y los judiciales vuelvan a trabajar juntos", señalan que "los asentamientos que hoy quieren desalojarse fueron avalados en su momento por fuerzas políticas a las que entonces les convino a sus intereses".

A la hora de los interrogantes, plantearon: "Si urbanización significa que la cultura porteña invada con su vanidad la cultura villera pensando que progreso es darle a los 'villeros' todo lo que necesitan para ser una 'sociedad civilizada', no estamos de acuerdo. ¿Por qué pensar que el cambio de apariencias (de una casa de ladrillo y chapa hecha por el esfuerzo del villero por otra casa del Instituto de la Vivienda) es ya un progreso? ¿Urbanización no será más bien emprolijar la villa para que el resto de la ciudad no chille y quede conforme?".

Más adelante, se preguntaron "si acaso urbanizar no sería más bien crear situaciones positivas donde se den las mismas posibilidades a los que viven en la villa que a los que viven en el barrio de Belgrano o en cualquier otro lugar de la ciudad. ¿No será urbanizar garantizar el acceso escolar para todos los niños y los jóvenes de las villas o que cuando se inauguren las salitas de salud cuenten con lo mínimo a indispensable como son las cloacas?".

Por eso, más que urbanizar, prefieren hablar de integración urbana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada