miércoles, 14 de noviembre de 2012

DE ESOS CURAS QUE LUCHARON EN SERIO POR EL HOMBRE NUEVO

El padre Osvaldo Catena, integrante del movimiento de Curas para el Tercer Mundo, transformó en los `70 al barrio Villa del Parque en la ciudad de Santa Fe.
 

Comparta esta nota con un amigo

E-Mail de su amigo
Su nombre
Su E-Mail
Por Sonia Tessa
 
El documental comienza con el testimonio de una anciana, antigua partera del barrio santafesino Villa del Parque. Ella recuerda al padre Osvaldo Catena, mítico integrante del movimiento de Curas para el Tercer Mundo, que transformó para siempre la vida de ese barrio. "Tengo muchos recuerdos, que lo salvé de la inundación. Lo tengo en la vela, siempre encendido", dice -palabras más, palabras menos la señora. "Quisimos comenzar así porque era la síntesis de lo que pasa en el barrio. La luz que dejó el padre va a seguir siempre encendida en Villa del Parque", se entusiasma Pablo Testoni, director y guionista del documental "El hombre nuevo, el hombre que te debo mi país. Padre Osvaldo Catena"
 
El proyecto de documentar la experiencia del padre Catena comenzó en 1994, pero quedó congelado hasta el año pasado, cuando la Fundación que lo recuerda decidió impulsarlo para recordar los 20 años de su muerte. La realización corrió por cuenta de Matecosido producciones, un grupo de artistas que se propone documentar la historia popular. "Todo acercamiento hacia el trabajo social en la zona oeste de Santa Fe te lleva ineludiblemente hacia su figura, que es emblemática. Todo lo recuerda, cualquier trabajo que se inicie encuentra sus huellas en los años 60 y 70, en la coordinadora de la zona oeste, donde Catena era líder social, religioso y político", reflejó Testoni, quien afirmó: "Era tan carismático, con su música. Eso está vivo en la memoria de la gente".
El barrio Villa del Parque está más allá del ferrocarril. "Partimos de entender que la ciudad de Santa Fe fue fundada en dos momentos. Primero, como ciudad clásica con todas sus instituciones. Pero luego está la ciudad que se funda después del peronismo, con el advenimiento de los 'cabecitas negras' del norte del país. Toda esa población, que constituye el cordón más humilde, vive del otro lado del ferrocarril. Una de las ideas fuerza de nuestro trabajo es que el cura pasa del centro al otro lado, y encuentra todo lo que encuentra. Fue un personaje que pudo estar muy cómodo en el centro de la ciudad", consideró Testoni.
Una importante dificultad para encarar el video era la falta de imágenes de Catena. Esto obligó a los documentalistas a un tratamiento de ficción para la historia del cura. "Lo ubicamos en ciertos momentos en la villa, mostrando cómo lo cuestionan distintas situaciones", relató Testoni, quien puntualizó que el trabajo se centra en el período de la vida del padre en la villa. No cuentan su destierro por razones políticas, ni su muerte en 1986. "Tuvimos que recurrir a la ficción para su propia palabra, y a fotografías", contó. Pero sobre todo, al testimonio de más de 40 vecinos que hablan de él como si todavía anduviera por las calles e la villa. "Una de las funciones fundamentales del documental fue recuperar voces de militantes que hoy tienen más de 60 años", indicó Testoni.
En la historia de Santa Fe quedará el coro Cristo Obrero, que Catena fundó en la villa. Con ese trabajo, que nutrió de música al movimiento cristiano latinoamericano, grabaron 6 discos que eran los hits de los cristianos. "Es emotivo escuchar a la gente de una villa contar cómo viajaban por las Cataratas, por Córdoba, por todo el país llevando su música", adelantó Testoni. Los mismos vecinos cuentan cómo se encontraban con Ariel Ramírez -a quien Catena asesoró para su Misa Criolla- y lo que significaba para ellos cantar en grandes teatros, como una forma de recuperar su dignidad.
Conocedor de otras experiencias señeras en el movimiento de curas del tercermundo, como la del padre Carlos Mugica en la villa 31 de Buenos Aires, Testoni consideró que la experiencia de Catena fue "mucho más poderosa, si se compara la organización social". Para el documentalista, "es importante tener en cuenta que Catena fue el último secretario general del Movimiento de Curas para el Tercer Mundo. Junto a otros sacerdotes de Santa Fe, fueron la referencia más importante antes de la desaparición de la corriente por causa de la triple A". El documental también recoge el testimonio de un antiguo seminarista, que en 1968 se fue a vivir a Villa del Parque con el padre Catena. "Este hombre dice que la gente le debe mucho a Catena, pero también el sacerdote termina agradeciendo ese paso por la villa", subrayó Testoni.
 
Fuente: Pagina/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada