lunes, 26 de noviembre de 2012

PIBES, BOTIJAS, BAMBINI Y ENFANTS

En San Juan se realizó el Quinto Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia con más de 10 mil asistentes de todo el planeta que debatieron las principales políticas públicas que amparan a la niñez.
 
Por Soledad Lofredo
 
Preguntas como cuál es el rol y la ubicación de los niños en los medios de comunicación, quiénes garantizan su libertad de expresión, en qué países les dan espacio mediante políticas públicas, o cuál es la legislación vigente en las diferentes naciones fueron algunos de los debates del Quinto Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, celebrado en San Juan hace unos dias. Más de 10 mil participantes de todo el país y el mundo junto a expertos nacionales e internacionales intercambiaron experiencias en 15 conferencias, 18 paneles y 22 foros de discusión llevadas adelante en 14 sedes.
“En este Congreso se intentará abrir caminos con una nueva interpretación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que ya lleva 20 años”, dijo en la apertura la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner.
El gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, dijo que con la realización del Congreso “se hace realidad el federalismo en la Argentina, y se puede llevar adelante porque la infancia y la adolescencia están presentes en las agendas políticas del Estado nacional y en el de la provincia”.
 
Grandes noticias. A lo largo de todo el Congreso, el Plan Nacional de Acción por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes 2012-2015 estuvo en boca de todos los participantes. Entre 27 puntos del programa, se destacan los enfocados a la adecuación del 100 por ciento de las normas provinciales a los principios de la protección integral; el garantizar el derecho a la identidad mediante el Documento Nacional de Identidad y el acceso a la asignación universal, promoviendo acciones destinadas a incluir a todos aquellos grupos con dificultades para su acceso; fomentar acciones para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, prestando especial atención a la tuberculosis, el chagas y el VIH, y promover acciones que contribuyan a la erradicación del trabajo infantil.
El secretario nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social, Gabriel Lerner, participó del panel “Acceso a la Justicia”. “Estamos construyendo un sistema judicial que sea capaz de receptar el espíritu de la Convención de los Derechos del Niño, que sea capaz de adaptarse al paradigma de los Derechos Humanos”, aseguró. “Probablemente una de las mejores formas que tengamos de mejorar el acceso a la Justicia sea limitando la acción del Poder Judicial, ampliando la intervención de otros organismos, que permitan resolver a nivel de la comunidad, más cerca de donde los chicos viven. La intervención judicial debería aplicarse para aquellas situaciones que ameritan la intervención de un juez. Para las restantes, tratemos de resolver todo lo que podamos con otro tipo de instrumentos que contribuyan a mejorar el acceso a la Justicia”, aseguró. “Nuestras leyes de protección van en esa dirección. Más intervención de órganos descentralizados de los gobiernos con control de legalidad judicial.”
Lerner agregó que “desde hace cuatro meses se acabaron las detenciones de menores en comisarías. Cada vez que un chico está imputado de un delito o es detenido en situación de flagrancia, va a un centro especializado que depende de la Secretaría Nacional de Niñez en un convenio con el Ministerio de Seguridad. Los chicos no pasan ni un minuto en una comisaría”.
 
Fuente: Miradas al Sur

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada