domingo, 16 de diciembre de 2012

AMENAZAS CONTRA EL MOCASE

Primos de Cristian Ferreyra, del Mocase, asesinado en noviembre pasado por defender sus tierras, fueron agredidos y amenazados por una patota. Aseguran que están vinculadas al comienzo del juicio por el crimen de Cristian Ferreyra.
 

Comparta esta nota con un amigo

E-Mail de su amigo
Su nombre
Su E-Mail
El Movimiento Campesino de Santiago del Estero-Vía Campesina (Mocase-VC) denunció amenazas y persecución a familiares de Cristian Ferreyra –asesinado en noviembre pasado– por parte de grupos armados que según los denunciantes responden a los empresarios sojeros Jorge Ciccioli y Francisco Javier Juárez, procesados por el crimen. Según el Mocase, Sergio Arnaldo Ferreyra –primo del joven asesinado el año pasado y querellante en la causa por el homicidio– fue golpeado y perseguido en el pueblo Monte Quemado por “sicarios a sueldo”, encabezados por Alberto Gutiérrez. En tanto, Maximiliano Ferreyra fue abordado por cuatro sujetos encapuchados que lo amenazaron, lo golpearon y le quitaron objetos personales.
El asesinato contra Ferreyra, de 23 años, ocurrió el 17 de noviembre de 2011 en la comunidad San Antonio, a 60 kilómetros de Monte Quemado, en el norte de Santiago del Estero, cuando intentaba resistir un desalojo en el campo donde pasó toda su vida. El crimen tuvo lugar en la casa donde Ferreyra vivía con sus padres y cinco hermanos. Hasta allí, según el Mocase, “llegaron los hermanos Javier y Arturo Juárez, sicarios del empresario Ciccioli, armados con escopetas, y le dispararon a Ferreyra a sangre fría”, quien murió en el acto, e hirieron a Darío Godoy –otro integrante de la comunidad–.
En diálogo con Página/12, Cariló Olaiz, miembro del Mocase, dijo que “hace tres años que la comunidad denuncia la persecución de empresarios que pretenden quedarse con tierras comunitarias. Existe una banda de entre siete y diez personas que responden a Ciccioli y Juárez y amenazan de forma continua a integrantes de la comunidad”.
“Estas últimas amenazas contra familiares de Ferreyra aparecen justamente en un momento clave, ya que en agosto pasado empezaron las primeras testimoniales en el juicio que se les sigue a Ciccioli y Juárez, a quienes se los acusa de ser los autores intelectuales y materiales del crimen, respectivamente”, comentó Olaiz. “A Sergio Ferreyra, querellante en la causa, lo fueron a apretar cuando estaba tomando una gaseosa en un bar de Monte Quemado, el último 10 de septiembre. Pudimos identificar que Alberto Gutiérrez y otros siete hombres más de la banda de Juárez lo amenazaron diciéndole frases como ‘por qué criticás a la gente de San Bernardo’, ‘vos no te metás, dejate de joder’, y luego lo golpearon. Los de San Bernardo son un grupo que responde a ‘Fabucho’ Palomo, dueño de un local donde guardan topadoras, casillas y armas de los terratenientes”, añadió.
“Tras la golpiza, Sergio fue al hospital y luego a la comisaría Nº 22 de Monte Quemado, para hacer la denuncia, y allí le negaron la posibilidad debido a su participación en el Mocase, según palabras del comisario Juan Argañaraz”, sostuvo Olaiz.
Asimismo, comentó que “el 22 de septiembre por la noche Maximiliano Ferreyra, otro primo de Cristian, estaba en la plaza del pueblo de Monte Quemado, donde cuatro personas se acercaron a él y con la excusa de pedirle fuego lo agarraron, le sacaron las llaves de su casa y el celular, donde tenía fotos de Darío Godoy, el otro campesino herido de bala en noviembre pasado”, cuando asesinaron al joven del Mocase.
Además, Noelia –hermana de Cristian Ferreyra– contó que las hijas de Pirinchicho, tal como se conoce a uno de los hermanos de Juárez, llevaron balas a la escuela en Nueva Esperanza y amenazaron a las hermanas menores de Cristian. “Les mostraron las balas y les decían que cuando den la sentencia del juicio, con eso iban a seguir matando, y que ellas también andan aprendiendo a usar las armas”, relató la mujer. Además, el Mocase denunció que “Hugo Juárez, uno de los prófugos de la causa por el asesinato de Ferreyra, sigue trabajando para el intendente Carlos Hazan”.
“Esta semana, miembros del Mocase se reunirán con legisladores del Frente para la Victoria en Buenos Aires y realizarán una audiencia pública en el Congreso de la Nación con el objetivo de dar a conocer la problemática por la que atraviesa el movimiento campesino”, dijo Olaiz.
 
Informe: Sabrina Améndola.
 
Fuente: Pagina/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada