lunes, 10 de diciembre de 2012

PIERRE ROSANVALLON: "SOMOS SOCIEDADES DEL DESPERDICIO"

En Buenos Aires, el pensador francés sugirió que la ecología podría lograr los cambios económicos que no pudieron hacer las revoluciones.


POR Julián López.

 
“La democracia será cada vez menos un modelo y cada vez más una experiencia. La democracia es frágil y no es algo ganado, hay que adquirirla, reinventarla siempre, dedicarse a fabricar una historia común que pueda hacer convivir en la igualdad a gente distinta entre sí”.
Ni el calor de una jornada agobiante, ni el colmadísimo Salón Dorado de la Casa de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, ni su estilo rococó que parecía aumentar la temperatura, fueron impedimento para que las palabras de Pierre Rosanvallon –historiador, doctor en Letras y Humanidades y uno de los más destacados intelectuales franceses de la actualidad– resultaran un verdadero bálsamo de frescura y vitalidad. Invitado, el martes a la noche, a inaugurar el ciclo “Vivir y pensar el Siglo XXI, miradas sobre el mundo actual”, organizado por el ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, el profesor francés hizo una notable exposición acerca de la historia y los desafíos presentes y futuros de la democracia. Hernán Lombardi, Ministro de Cultura porteño, abrió la charla y el periodista y politólogo José Natanson hizo una introducción en la que instó al público a conocer la extensa obra del pensador francés –traducida a 18 lenguas y editada en 23 países- y recomendó fervientemente la lectura de su último libro: La sociedad de los iguales .
Rosanvallon es Profesor del célebre Colegio de Francia, Director de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales y fundador y presidente de La República de las ideas, que, al decir de Natanson, es “una usina francesa generadora de teoría, ideas y conceptos”.
Tras agradecer la invitación, Rosanvallon detalló lo que según su parecer son los cuatro desafíos con que se enfrentan las democracias: el modelo político, el modelo social, el modelo económico y finalmente el desafío de la organización internacional. “La Democracia existe desde hace dos siglos y su funcionamiento fue lento y complicado, Europa fue el continente donde se creó pero también donde se inventaron sus peores perversiones . Europa inventó el sistema parlamentario y la participación ciudadana pero también el totalitarismo, esto nos tiene que llevar a pensar que la democracia es algo que hay que cuidar”.
Sobre los problemas para afrontar estos desafíos Rosanvallon interpeló: “Somos sociedades de consumo, sociedades del desperdicio , ¿cómo volver a sociedades más mesuradas en las que la presión del mercado no sea devoradora? Es necesario empezar a pensar en el largo plazo –dijo–, sólo allí podremos encarar el límite al mercantilismo. La globalización de la desigualdad corroe y enferma a las democracias. Tal vez, lo que no pudieron hacer las revoluciones lo pueda hacer la Ecología : la preocupación por el medio ambiente tiene que considerarse la puerta hacia el cambio de nuestras economías”, agregó desafiante.
Al mismo tiempo, llamó a alentar la participación ciudadana en los organismos de control del poder. “Necesitamos más ONGs, es fundamental involucrarse más en la democracia. No se puede decidir si se espera simplemente unanimidad, hay que encontrar reglas simples y construir un mundo común en el que podamos respetar incluso a aquellos que todavía no nacieron”.
 
Fuente: Clarin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada