domingo, 19 de julio de 2009

COMO OPERAN LAS REDES DE PROSTITUCIÓN INFANTIL EN LA CIUDAD


Plaza de la estación Retiro. Es de día. Un grupo de chicos en "situación de calle" (varones, de unos 15 años) charlan y bromean. Aparece otro más grande y se lleva a uno de ellos. El adolescente reaparece dos horas después. Denuncia a la línea 102 del Gobierno de la Ciudad: alguien está entregando menores a turistas en hoteles de lujo.


Flores, alrededores del Hospital Alvarez. En una pieza de una pensión de la zona, una chica es explotada sexualmente, víctima de una red de trata que la trajo desde Paraguay. Mezclada entre otras de más edad, asegura tener 23 años. Los integrantes de la Brigada Niñ@s sospechan. La investigación posterior revela que apenas había cumplido los 16.


Pompeya, avenida Amancio Alcorta. Un camionero detiene su marcha para que una adolescente se suba a la cabina: él se asegura sexo y ella 10 pesos para cruzar a la villa Zabaleta y comprarse paco. En total, 21 episodios de Zabaleta fueron investigados por la fiscalía de Pompeya desde fines del 2005. Sin embargo la extrema violencia de la zona, la falta de un contacto efectivo con las víctimas y la dificultad para identificar a los clientes y acusarlos de un delito concreto, hizo que un solo caso avanzara."Este año enviamos a juicio oral a un taxista que se hizo practicar sexo oral por una menor. Lo acusamos de violación", explicaron fuentes de la fiscalía de Pompeya.El viernes 10 de octubre, el Ministerio de Justicia porteño radicó una denuncia ante el juzgado de Instrucción N° 32 por "corrupción de menores". En la causa (N° 44538708) se detallan tres recientes casos ocurridos en la zona de Zabaleta.


En la Ciudad de Buenos Aires, la explotación sexual comercial infantil ya ha dejado de ser un "fenómeno a prevenir" para convertirse en una "realidad a combatir". "Está comprobado y demostrado", declaró a mediados de julio el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, de quien depende el programa Brigada Niñ@s. "Observamos que hay una marcada vocación de búsqueda de menores para uso sexual", subrayó por entonces.En el Gobierno de la Ciudad no sólo coinciden sino que ya planean una nueva compaña, a lanzar a fines de noviembre, que incluirá una fuerte presencia de folletos en hoteles para desalentar el turismo sexual. También, basándose en operadores de calle, se confeccionará un mapa de las zonas más críticas y la problemática de cada una de ellas.


Durante el año 2007, el Gobierno porteño recibió 58 denuncias de explotación sexual comercial infantil. El 61,7% de las víctimas aseguró residir en la ciudad y el 34,5% fue explotada durante más de dos años.Por su parte, de marzo del 2007 a mayo de 2008, la Oficina de Asistencia a la Víctima (OFAVI), de la Procuración General de la Nación, intervino en 95 casos de explotación sexual y el 30% de ellos implicó a chicos de entre 13 y 18 años. "Las víctimas suelen ser niños y niñas excluidas socialmente, muy vulnerables, de familias muy disgregadas", explicó Eugenio Freixas, director de la OFAVI. "En general, las redes buscan nenas.
Cuando encontramos casos de varoncitos, están relacionados con demandas de turistas. También se ve fuertemente la presencia de chicas de las provincias del Norte y también de Paraguay
", agregó Freixas. La problemática de la explotación sexual de niños es compleja y se relaciona con otros dos fenómenos graves: la trata de personas y el turismo sexual. Ambos son difíciles de detectar y de combatir.Desde la oficina que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) tiene en Buenos Aires, se asiste a las menores víctimas de redes de trata que son traídas a la Argentina desde países limítrofes. Un informe del 2005 de la OIM reveló que el 52% de las paraguayas víctimas de trata venían a la Argentina y, de ellas, un 34% eran menores de edad.


Sin embargo, los casos que llegaron a investigación fueron pocos. "Del 2005 a marzo del 2008 nuestro programa de asistencia trató 80 casos de explotación sexual: el 15% de ellos fueron de niños y adolescentes", explicaron fuentes de la OIM. El barrio de Once es usado por las redes para captar a sus víctimas. "Las calles están empapeladas con ofertas de falsas agencias de modelos que, en realidad, esconden organizaciones a la caza de adolescentes vulnerables. Las chicas, antes de darse cuenta, terminan siendo explotadas sexualmente para pagar deudas que ni se dieron cuenta que contraían", explicaron en el programa Brigadas Niñ@s. Hace un mes, una de estas nenas, de 15 años, fue rescatada de un departamento del microcentro porteño donde trabajaban prostitutas mayores de edad. Había llegado el día anterior a que cayera la Policía, que no tenía el dato de que ella estaba allí. Era del Litoral, quería ser modelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada