lunes, 9 de noviembre de 2009

CRÍTICAS Y AUTOCRÍTICAS AL COMIENZO DE LAS DELIBERACIONES DE LOS OBISPOS


La Iglesia reiteró su "gran preocupación" por la crispación social y política que advierte en el país. Y mostró algunos reparos hacia el subsidio a la niñez. En la misa de apertura, Bergoglio reclamó "actitudes de humildad y servicio" a los clérigos.



La Iglesia reiteró este lunes su "gran preocupación" por el clima de crispación social en el país e insistió a una revisión del rol de los obispos para con la sociedad. Lo hizo al abrir seis días de deliberaciones de la asamblea plenaria de obispos que preside el cardenal Jorge Bergoglio."Es una gran preocupación de los obispos la crispación social, las dificultades de la convivencia, la discordia y los debates con mucha intolerancia", dijo a la prensa el vocero episcopal, Jorge Oesterheld, al resumir el intercambio pastoral que abrió las deliberaciones en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, de Pilar.El sacerdote reveló que el casi centenar de obispos coincidió en expresar "preocupación" por la ola de inseguridad y la falta de diálogo para resolver los conflictos, por lo cual no descartó que en el transcurso de la semana los obispos aprueban dar a conocerse una declaración sobre estas cuestiones.Oesterheld consideró "un paso adelante" la asignación familiar por hijo que por decreto anunció la presidenta Cristina Fernández, aunque reconoció que la Iglesia tiene dudas en cuanto a su implementación."Se hubiera preferido que salga por ley y no por un decreto, ahora surgen dudas en cuanto a su instrumentación, sobre todo para que no se preste al tema del clientelismo (político)", precisó el portavoz.En tanto, Bergoglio evitó hacer consideraciones políticas en la misa de apertura, aunque reclamó a los obispos una autocrítica del ministerio pastoral, cuyo objetivo debe ser, recordó, promover el encuentro del pueblo con Dios."A nosotros, pastores, se nos pide fomentar y custodiar este encuentro. Se nos pide ser hombres de oración y penitencia para que nuestro pueblo fiel pueda encontrarse con Dios, hombres de convocatoria con actitudes de humildad y servicio", subrayó el primado en la homilía.Mañana, el plenario escuchará un informe del titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Casaretto, quien se referirá a la asignación familiar por hijo y al proyecto de reforma política enviado al Congreso, entre otros temas.En tanto, el miércoles 11, los obispos se trasladarán a la basílica de Nuestra Señora de Luján, donde, a las 17, celebrarán una misa en conmemoración del Año Sacerdotal, junto al corazón "incorrupto" de San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars.Esa reliquia del santo llegó al país el pasado viernes y hasta el 26 de noviembre peregrinará por varias diócesis, con el objetivo de promover las vocaciones sacerdotales.En este sentido, la Guía Eclesiástica Argentina (GEA), de edición reciente por la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA), reveló que cayó un 30 por ciento en la última década la cantidad de seminaristas y se agravó la escasez de sacerdotes, con un 4 por ciento menos en el mismo período.Según el temario difundido por la Oficina de Prensa, el plenario episcopal abordará cuestiones referidas a la tarea del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA), que cumple 25 años; evaluará la puesta en práctica de la Misión Continental en las diócesis de la Argentina, programará la próxima Campaña de Sostenimiento Económico de la Iglesia, y preparará el Encuentro Nacional de Archivística Eclesiástica.Además se escucharán informes de las comisiones episcopales de Liturgia, Ministerios, Pastoral Social, Comunicación Social y Cáritas Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada