lunes, 11 de febrero de 2013

"GRACIAS GRONDONA POR DARME MOTIVOS PARA NO LEER LA NACION"

Por Eduardo de la Serna.
 
Me han sugerido de alguna manera que conteste a lo que dice Grondona sobre Carlos Mugica. Y en realidad, dudo en hacerlo... Dudo, porque responder supondría que se "preguntó", cosa que no ocurre; dudo porque a lo mejor me falten datos...
No leo La Nación, por una cosa que se llama "salud mental"; y -si la leyera- no leería a Grondona. Me molesta (es algo personal) la gente que se cree más inteligente de lo que es, la que cree que está enseñando y el mundo debería estarle agradecido; me molesta la gente que sólo afirma y no tiene preguntas...Pero mirando el artículo me llaman la atención algunas cosas, y quiero comentarlas. Para empezar, creo que ese señor es un irrespetuoso y un maleducado. No creo que nadie le haya dado derecho a llamar "Hebe" a Hebe, no creo que Hebe le haya dado esa confianza.
No creo que tenga derecho a hablar de la democracia; nadie le dio esa otra confianza. Un honorable golpista o golpófilo debería lavarse la boca antes de hablar de la democracia. No creo que tenga ningún derecho a hablar con el irrespeto (y paternalismo insufrible y patético) de la juventud, como si fuera una masa amorfa y fácilmente manipulable que necesita ser orientada y educada por los papás (como él, claro).
No creo que tenga ninguna autoridad para recordarnos la teoría de los dos demonios haciendo memoria de Sudáfrica, y memoria muy parcial, por cierto.
No creo que tenga derecho a hablar de Carlos Mugica. Sencillamente ni de nombrarlo siquiera. No soy una autoridad para hablar de "Carlos", pero tengo serias dudas que sea verdad eso de "honrarnos con su amistad". Ahora resulta que era amigo... Dudo que los villeros lo hayan visto alguna vez en la 31 visitando a su amigo, como sí hicieron Chunchuna, Marilina, por ejemplo; sí puedo decir que nunca lo ví en una misa en homenaje a Carlos, y creo haber faltado a muy pocas en estos 37 años. Dudo que Carlos ignorara que el hijo del "señor" Grondona es socio del hijo de Martínez de Hoz, con quien Carlos tuvo una memorable pelea en la Universidad del Salvador; que Carlos ignorara los apoyos del "señor" Grondona a los golpes de Estado, como el de Onganía que con tanta claridad profética Carlos denunció.
En realidad, creo que ese señor Grondona es un irrespetuoso, y debería lavarse la boca antes de hablar. Antes de mencionar palabras como Carlos Mugica, como democracia, como juventud, como Hebe... Debería lavarse la boca, aunque dudo que sea fácil que deje de tener su pestilente mal aliento, después de más de 50 años de estar en la vereda de enfrente de todas las causas que Hebe, Mugica, la juventud y tantos y tantas defendieron.
Es por eso que decido no contestarle, simplemente comento, simplemente me sigue pareciendo una persona despreciable. Sólo me queda agradecerle darme nuevos motivos para no leer La Nación, mal que le pese a Beatriz Sarlo.
 
Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada