sábado, 2 de febrero de 2013

HIJOS Y ABUELAS DEFIENDEN LAS ACTIVIDADES EN LA EX ESMA


Polémica por un acto del Ministerio de Justicia en el espacio para la memoria que funciona en el ex centro clandestino.Dirigentes de la oposición pidieron la renuncia de Alak. El Gobierno dice que quieren desgastarlo por la ley de medios.

Por Victoria Ginzberg

El 27 de diciembre pasado, autoridades y empleados del Ministerio de Justicia se reunieron en la ex ESMA. Fue la presentación del Plan Estratégico para el período 2012-2015 del ministerio que encabeza Julio Alak. Carlos Lordkipanidse, sobreviviente de ese centro clandestino de detención, y la agrupación Hermanos se quejaron de que allí se hubiera realizado un “festejo” y un “asado”. Diputados de la oposición, como Ernesto Sanz, del radicalismo, y Patricia Bullrich, de Unión por Todos, pidieron la renuncia de Alak. Camilo Juárez, de Hijos, integrante del Ente Espacio para la Memoria, desmintió que se haya tratado de un “asado” y señaló que la ex ESMA “no es más un centro clandestino de detención, es un lugar para recrear y celebrar la vida” donde “hay actividades todos los días, porque en este espacio construimos la memoria”. Y dijo que “gente como Patricia Bullrich estaría feliz con el ‘parque de la reconciliación’ que quería hacer Carlos Menem” en ese lugar. “Evidencia la intencionalidad de ciertos grupos de desgastar la imagen de los funcionarios, fundamentalmente del ministro Alak, quien viene realizando presentaciones judiciales tendientes a la correspondiente aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, aseguró la Secretaría de Derechos Humanos a través de un comunicado. “No vale la pena responder, en vez de construir democracia intentan destruirla”, aseguró la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto.
Lordkipanidse escribió un texto que circuló por Internet, en el que se asociaba el evento realizado por el ministerio con lo que los represores llamaban “asado”, es decir, la quema de cadáveres de los secuestrados. La agrupación Hermanos pidió que no se use el sitio “como un espacio para actividades festivas”.
La secretaría que encabeza Martín Fresneda afirmó que “el Espacio para la Memoria ex ESMA es actualmente un lugar en el que se realizan diversas experiencias que contribuyen a resignificar y a construir un sentido de memoria”. Y que en 2004, cuando se decidió destinar el ex centro clandestino a ser un espacio para la memoria, “se abrió un debate intenso sobre las formas de resignificar el pasado reciente”. En ese momento, los organismos de derechos humanos (las dos líneas de Madres, Abuelas, Hijos y Familiares, entre otras) consensuaron en que parte del predio, que tiene 17 hectáreas y 35 edificios, fuera utilizado para actividades culturales o educativas. Y que el Casino de Oficiales, donde estuvieron cautivos los detenidos desaparecidos, fuera conservado como sitio histórico donde sólo se realizaran visitas guiadas. En ese momento, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos se opuso a que en el sitio se realizara cualquier tipo de evento, pero el debate general fue saldado contra esa posición.
Actualmente, en el lugar funcionan el Espacio Cultural Nuestros Hijos, de la Fundación Madres de Plaza de Mayo; La Casa de la Militancia de H.I.J.O.S., El Centro Cultural Haroldo Conti, el Archivo Nacional de la Memoria, Canal Encuentro, el Centro Internacional de Educación en Derechos Humanos de la Unesco, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, la Iniciativa Latinoamericana para la identificación de Personas Desaparecidas, el Instituto de Políticas Públicas de Derechos Humanos del Mercosur, el Instituto Espacio para la Memoria–IEM, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y la Casa de la Identidad de Abuelas de Plaza de Mayo. El Casino de Oficiales, donde estuvieron cautivos los detenidos desaparecidos, fue conservado como sitio histórico y allí sólo se realizan visitas guiadas.
“Estaría bueno que vengan y conozcan el lugar. Aquí hacemos actividades todo el año, que los medios que hoy difunden las declaraciones de este espacio de detenidos desaparecidos no vinieron a cubrir nunca”, dijo Juárez. Actualmente, el Espacio está realizando un concurso de cortometrajes Enrique Juárez, en homenaje al guionista y director desaparecido en ese centro clandestino y padre de Camilo. En diciembre se inauguró la redacción de la revista La Garganta Poderosa en la Casa de la Militancia de Hijos, donde se hizo el acto del Ministerio de Justicia. Allí también se expusieron en septiembre tapas de la revista Barcelona. En el Centro Haroldo Conti habrá, durante el verano, talleres gratuitos de danza, música y teatro. Ahora hay un ciclo de cine y una muestra fotográfica.
“El ministro Alak, sus colaboradores y las dos mil personas que asistieron al ‘festejo’ han hecho oídos sordos a los valientes y al mismo tiempo desgarradores testimonios de nuestros compañeros sobrevivientes de los campos de exterminio”, señalaron desde la agrupación que nuclea a Hermanos y Hermanas de Desaparecidos. Lordkipanidse describió el hecho como “horripilante”, “de mal gusto” y de “desubicación” . Varios legisladores de la oposición pidieron la renuncia de Alak, entre ellos Victoria Donda, de Libres del Sur y nacida en la ESMA; los radicales Sanz, Manuel Garrido, Jorge Albarracín y José Cano, Margarita Stolbizer (del GEN) y el diputado Julián Obiglio y el legislador Daniel Lipovetzky, del PRO. “Es una barbaridad que en el lugar donde se cometieron esas atrocidades se pueda hacer ese festejo”, dijo Donda. “El asado no es más que una confirmación: para el kirchnerismo los derechos humanos son una excusa, no una convicción”, aseguró Sanz desde Twitter. En el mismo sitio, Stolbizer reclamó que lo echen a Alak “a patadas”. Bullrich solicitó que el ministro de Justicia sea citado por la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados.
“Los que piden la renuncia de Alak no se enteraron de que la ex ESMA se llena de vida día a día”, dijo el diputado y nieto recuperado Horacio Pietragalla, quien agregó que “peor que comer un asado es visitar un represor, torturador y violador que está preso”. Juan Cabandié, legislador porteño y nieto nacido en la ESMA, señaló que “muchos de los que se escandalizan por un brindis deben rendir cuentas por sus actos del pasado, todavía deben explicar la Obediencia Debida y el Punto Final”. “Es absurdo el pedido para que renuncie. No vale la pena responder, en vez de construir democracia intentan destruirla”, dijo la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto.
Desde la Secretaría de Derechos Humanos aseguraron que la elección del lugar para la presentación del plan de gestión “no fue una decisión fortuita o azarosa, sino que nació desde la convicción de fortalecer y profundizar las políticas públicas de memoria, verdad y justicia, y el avance de las políticas de derechos humanos” y que “el tratamiento periodístico que los medios hegemónicos le han dado a un acto público aparenta tener un claro objetivo, el de distorsionar la realidad o producir una operación mediática que intenta clausurar el debate y las acciones en torno de la resignificación de la memoria, banalizando el terrorismo de Estado al realizar absurdas analogías entre el funcionamiento de lo que fue un centro clandestino de detención y las actividades que se realizan actualmente”.
Juárez, de Hijos, señaló que no quería polemizar con Lordkipanidse, porque “cada uno procesa el tema como puede” pero que hay otros sobrevivientes de la ESMA que trabajan en el Espacio para la Memoria. Dijo que no hubo un “asado”, sino que luego del evento del ministerio hubo un catering que incluyó patys y choripanes. “En el Espacio para la Memoria no se hace cualquier cosa, se consensúa con los organismos de derechos humanos históricos, se debate y se discute en el directorio. Cada vez más gente visita el Casino de Oficiales. El debate es bienvenido, pero el eje es otro, no es si los sánguches eran de salame o de jamón, sino que cada vez hay más represores presos.”

Fuente: Pagina/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada