lunes, 4 de febrero de 2013

"QUISE MOSTRAR A LA MUJER DETRAS DEL BRONCE"

Entrevista a Nicolás Gil Lavedra, director de Estela film sobre la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. Protagonizada por Susú Pecoraro, la película retrata la incansable vida de esta luchadora.
 
El director Nicolás Gil Lavedra habla de, Estela, una película en la que apunta a retratar la vida de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y mostrarla "como una mujer de carne y hueso fuera del bronce donde la gente la pone".
"Carlotto quiso que se la refleje con sus cosas buenas pero también con las malas, todo el tiempo nos pedía que contáramos que ella había apoyado el bombardeo del '55, como una especie de 'mea culpa', y que mostrara que también fue de la generación que dejó que el golpe militar la pasara por encima", explicó el cineasta en diálogo con Télam.
Susú Pecoraro, en la piel de la presidenta de Abuelas, junto con Alejandro Awada, Laura Novoa, Fernán Mirás, Inés Efrón, Carlos Portaluppi y Rita Cortese completan el elenco del film que cuenta cómo Estela Barne de Carlotto pasó de ser una ama de casa y directora de escuela a vivir el secuestro de su esposo y la
desaparición de su hija Laura, quien dio a luz en cautiverio a un niño al que llamó Guido.
"Yo intenté quedarme en la mujer, porque me parecía interesante retratar lo que hay detrás de su parte pública, ¿quién es esa madre buscando a su hija? ¿Quién es esa mujer buscando a su marido y esa abuela buscando a su nieto?", analizó Gil Lavedra luego de las siete semanas de rodaje que llevó el film.
Este proyecto, se inició hace más de cinco años cuando el director conoció a Carlotto, luego de donar a Abuelas de Plaza de Mayo su premiado cortometraje Identidad perdida (2005).
"Al principio, Estela no quería saber nada, pero después le gustó el enfoque que propusimos de la historia donde los giros están puestos en la búsqueda de sus seres queridos que terminan de formarla como la mujer que conocemos", apuntó.
La película refleja los años en los que Carlotto no tenía militancia política y cómo fue que se construyó Abuelas de Plaza de Mayo, una agrupación de mujeres como ella, llenas de dolor, que se movilizaron a pesar del miedo para descubrir el paradero de sus nietos e hijos en plena dictadura.
Pero esta historia también llega hasta el presente cuando, aun sin haber conseguido encontrar a su nieto, la institución que preside logró recuperar a 103 jóvenes y continúa, incansable, buscando a los más de 400 que todavía siguen apropiados. <
 
Fuente: Tiempo Argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada