domingo, 28 de octubre de 2012

SEIS PREMIOS NOBEL PIDEN A LONDRES QUE REABRAN EL DIALOGO POR LAS MALVINAS

Por Natasha Niebieskikwiat

Pérez Esquivel, Desmond Tutu y Rigoberta Menchú hicieron el llamado entre otros.
 
Una gestión del Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel terminó ayer a la tarde en el anuncio oficial de que otros cinco Nobel de la misma categoría, y de cuatro continentes, habían lanzado una campaña de adhesiones para solicitar al primer ministro del Reino Unido David Cameron que se abra al reclamo argentino , a las reiteradas resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas y de su Comité Especial de Descolonización que convocan a reanudar las negociaciones para encontrar una solución pacífica al conflicto de soberanía por las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.
Además de Pérez Esquivel, Nobel 1980 en plena dictadura argentina, firmaron la solicitada: Mairead Corrigan Maguire, tía de tres niños muertos bajo la ocupación británica de Irlanda del Norte, tras lo que se convirtió en militante por la pacificación de dicho territorio; la popular campesina guatemalteca Rigoberta Menchú, que recorrió el mundo con su mensaje ante la represión por los escuadrones de la muerte contra su familia y su pueblo; el clérigo Desmond Tutu, quien después de estudiar en el Reino Unido y otras universidades peleó por los derechos igualitarios para su natal Sudáfrica; la estadounidense Jody Williams, Nobel en 1997 por su militancia contra la eliminación y limpieza de las minas antipersonales; y Shirin Ebadi, una de las primeras jueces en Irán, y Nobel 2003 por su actividad en la promoción de los derechos humanos dentro y fuera del mundo musulmán.
“El incumplimiento por parte del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de las Resoluciones de las Naciones Unidas, la falta de voluntad para dialogar con un país (Argentina) democrático y con vocación de paz plenamente demostrada, y la instalación y mantenimiento de una base militar en este continente (por Mount Pleasant), su constante refuerzo y la realización de maniobras militares aeronavales, ponen en serio riesgo la paz y la convivencia de esta parte del mundo ”, reza la solicitada enviadas a las redacciones.
El respaldo de estas figuras internacionales, más bien asociadas a la militancia social -de hecho el presidente Barack Obama también recibió un Nobel de la Paz en plena cruzada contra Afganistán- representa para la Argentina un respaldo con “marca”. Además, esta semana se informó la VI de las Américas, del 13 al 15 de abril, tendrá por primera vez en su existencia el conflicto de soberanía por Malvinas en su temario formal.
En los despachos enviados a la prensa por su equipo del Servicio Paz y Justicia y la Comisión Provincial por la Memoria, que preside, Pérez Esquivel destacó que la iniciativa de los seis Nobel respecto a Malvinas no apuntaba contra el gobierno británico sino que era “una campaña por el diálogo y para derribar los muros de la intolerancia”.
Agregó que “si Gran Bretaña tiene argumentos legítimos, debería dialogar con La Argentina”. Pérez Esquivel recordó la “Marcha de la sal” en India, en 1947, contra el monopolio británico del recurso, y realizó un llamado internacional a adherirse “como un grano de sal que se convertirá en un puñado de rebeldía no violenta para asegurar los recursos naturales de Argentina y América Latina”.
Fuente: Clarin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada