lunes, 7 de diciembre de 2009

LA IGLESIA DE LA SANTA CRUZ RECORDARÁ A LAS VÍCTIMAS DE LA ESMA


La parroquia del barrio porteño de Boedo recordará mañana con una procesión y un acto a un grupo de doce militantes de derechos humanos secuestrados hace 32 años en las puertas del templo por un grupo de tareas, integrado, entre otros, por Alfredo Astiz.


La celebración fue organizada por la Comunidad Pasionista y culminará con un acto a las 19, en Estados Unidos y Urquiza, para homenajear, entre otros, a las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet, y a las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo, Mary Bianco, Esther de Careaga y Azucena Villaflor.


El acto y la misa posterior se realizará en el mismo lugar donde fueron secuestrados en 1977 siete de los doce miembros que, en el Día de la Virgen, ultimaban los detalles de una solicitada denunciando 2500 desapariciones.


Astiz y otros 18 represores de la ESMA comenzarán a ser juzgados el próximo viernes ante el Tribunal Oral Federal 5 (TOF5) por decenas de crímenes de lesa humanidad, entre ellos los del "grupo de la Santa Cruz".


De este grupo también permanecen desaparecidos Angela Auad, Patricia Oviedo, Raquel Bulit, Gabriel Horane, Remo Berardo, Julio Fondovila y Horacio Elbert, presumiblemente arrojados desde un avión al mar en un "vuelo de la muerte". Los restos identificados de la monja Duquet y de las madres Bianco, Careaga y Villaflor están enterrados en el solar lindero a la Iglesia.


"Desde la mañana, la imagen de la Virgen María, partirá desde la iglesia al encuentro de los vecinos del barrio. También acompañará a los empobrecidos, a los que reclaman por una vivienda digna y por la defensa del espacio público", afirma el comunicado de la Comunidad Pasionista.


La procesión de "Nuestra María embarazada" recorrerá desde media mañana el barrio de Boedo, entre ellas las avenidas Independencia, Boedo y San Juan, e incluirá la presentación de la obra de teatro "Aparecidos" dentro del templo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada