lunes, 16 de septiembre de 2013

WALSH IN LONDON

Daniella Gitlin, traductora de "Operación Masacre".La obra que inauguró el género “non fiction” fue traducida al inglés por primera vez. Aparece en Inglaterra y EE.UU.

POR RUBÉN PEREYRA

Se escribió nueve años antes que A sangre fría, la monumental obra de Truman Capote. Se podría decir que esa joya de investigación periodística que es Operación Masacre inaugura, en realidad, el genero “non fiction”. Más allá de la calificación que le demos, se trata del primer relato novelado de un hecho real, en este caso los fusilamientos en un basural de José León Suárez de algunos militantes que acompañaron el levantamiento del general Juan José Valle contra la dictadura de Aramburu y Rojas. A 56 años de su publicación, Operación Masacre apareció el último 13 de agosto en Inglaterra, desde Old Street Publishing; en tanto que en los Estados Unidos lo editará Seven Stories Press, y saldrá a la venta el 17 de septiembre. Veintitrés habló con la Daniella Gitlin, que reside en Estados Unidos y es la persona que tradujo el libro de Walsh.

–¿Cómo llegó a la traducción de Operación Masacre?

–Viví en Buenos Aires entre 2006 y 2007, y en 2009 volví de visita. Entonces les dije a mis amigos que iba a estudiar “non fiction writing” (o sea, literatura no-ficción) en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Uno de ellos, Dante, me regaló el libro Operación Masacre con una dedicatoria que decía que ese libro era un poco de no-ficción argentina. En Columbia, participé en un taller y traduje una parte del prólogo de Operación Masacre. En esa época trabajaba part-time en la editorial independiente Seven Stories Press. En enero de 2010 le mandé una propuesta con unas páginas de mi traducción a mi jefe en Seven Stories y le dije que deberíamos publicar el libro en inglés. Unos meses después me dijo que sí. Mi buen amigo Pablo Martín Ruiz me ayudó con los detalles de la traducción. Él ya estaba familiarizado con el libro y con Walsh. A veces también le hacía preguntas a mi mamá, que es platense, y nació y vivió en la Argentina hasta los 19 años.

–¿Qué opina de Walsh y de su trabajo?

–Tengo una gran admiración por esta obra de Walsh, que ahora conozco bastante bien. Es una obra investigadora de un escritor que quería divulgar una historia de la cual él se sentía testigo, que quería ser testigo del horror y del insulto que lo enfrentaba. Esa urgencia moral y humana que se manifiesta en la escritura de Walsh es lo que me atrajo y lo que me sigue atrayendo a su obra.

–¿Cómo piensa que puede caer en el mundo anglosajón una obra tan argentina?

–Parece que la obra ya está cayendo bastante bien. Aparte de la nota del escritor norteamericano Michael Greenberg (que vivió un par de años en la Argentina en los años ’50), una nota mía y un epílogo de Ricardo Piglia acompañan al texto en inglés para dar al mundo anglosajón un poco de contexto histórico, político y literario. Creo que uno de los éxitos de Operación Masacre es que el escritor logra convertir esta historia particular en una universal. Walsh cuenta la historia de esas personas utilizando tantos detalles humanos y describe las circunstancias de esa noche de los fusilamientos con tanta atención que el lector siente que está viviendo la experiencia que Walsh relata. Lo que cuenta, al fin, es una historia local de muerte inútil y poder corrupto que sucede en todo el mundo todos los días.

–¿Fue difícil transmitir al inglés ese clima que plasma Walsh?

–Sí, pero espero haber logrado transmitir con fidelidad a la prosa de Walsh algo de ese clima.

–¿Cómo espera que repercutirá el libro en Inglaterra?

–Como no conozco muy bien al público inglés, no sé exactamente qué esperar, pero me han dicho que el libro ha sido elegido como “libro de la semana” en la radio BBC 4, lo cual significa que van a leer partes de la traducción cada día durante una semana laboral, y van a diseminar esa programación dos veces por día. También han confirmado que algunas revistas publicarán una crítica del libro. Así que espero que la repercusión sea positiva; considerando la cantidad de publicidad que ya está en proceso.

Fuente: Revista Veintitrés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada