domingo, 8 de enero de 2012

"LOS ESTUDIANTES EVIDENCIAMOS LAS DESIGUALDADES DEL MODELO"


Entrevista: Camila Vallejo, líder estudiantil chilena
Por Rogéria Araújo, Agencia Adital (Brasil
Invitada por sus pares brasileños a participar en una jornada continental de debate y movilización universitaria, Camila Vallejo –presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile– habló en exclusiva con Adital en un café de Brasilia sobre el estado y el futuro de la movilización estudiantil chilena que viene poniendo en jaque al gobierno de Sebastián Piñera. “Piñera se encuentra absolutamente aislado, distante de la ciudadanía y de sus demandas”, dispara Vallejo mientras retoca el piercing de su nariz con un gesto mecánico y acto seguido agrega que: “Ha sido importante que en muchos países vean lo que pasa acá en Chile realmente, que se aleja bastante de la imagen de un modelo exitoso. Éste es un país con profundas desigualdades, donde tenemos una de las peores distribuciones de la riqueza. Por lo tanto, hemos evidenciado el descontento que existe en los chilenos, que ya están cansados de endeudarse por estudiar, de no acceder a una educación de calidad y tantos otros problemas que nos aquejan producto del modelo neoliberal”. –Desde el año 2006, con el famoso Movimiento de los Pingüinos, no se veía una movilización de tamaña envergadura en el país trasandino. ¿Cómo relaciona usted estos dos momentos?–En términos más globales, el Movimiento de los Pingüinos, y otros procesos de movilización de actores de la educación que han tenido vida durante estos 21 años de consolidación del modelo neoliberal en Chile, aportaron para que se evidenciara la crisis estructural que atraviesa la educación de nuestro país.Ya en términos más globales referentes a la sociedad, el Movimiento de los Pingüinos y otros procesos de movilización de actores de la educación que han tenido vida durante estos 21 años de consolidación del modelo neoliberal en Chile aportaron para que se evidenciara la crisis que atraviesa la educación y que hoy permite que la sociedad tenga claridad respecto del tema y asimismo, respalde mayoritariamente las demandas por una educación pública, gratuita y de calidad. –Actualmente, las movilizaciones han logrado respaldo y apoyo internacional. ¿Cómo evalúan ustedes esta expansión? ¿Esperaban que esto fuera a tomar estas proporciones?–Para el movimiento es sumamente reconfortante ver todas las numerosas expresiones de apoyo y respaldo internacional. Que esta lucha haya traspasado las fronteras del país no lo esperábamos desde un principio. En realidad, en este movimiento han sucedido muchas cosas que han sido históricas, y eso, junto con la convicción que nuestras demandas son necesarias para el país, nos permite seguir sumando fuerzas día a día para seguir luchando.De la misma manera, ha sido importante que en muchos países vean lo que pasa acá en Chile realmente, que se aleja bastante de la imagen de un modelo exitoso que se ha mostrado hacia el exterior en los últimos años. Éste es un país con profundas desigualdades, donde tenemos una de las peores distribuciones de la riqueza y este movimiento ha evidenciado el descontento que existe en los chilenos, que ya están cansados de endeudarse por estudiar, de no acceder a una educación de calidad y tantos otros problemas que nos aquejan producto del modelo neoliberal. –Todo parece que comenzó con demandas de educación, pero hoy claramente camina hacia otras exigencias populares y democráticas. ¿A qué creen ustedes que se debe esta expansión?–Se podrían mencionar varios factores, pero creo que hay al menos dos que son muy relevantes: el primero tiene relación con la capacidad que tuvo el movimiento de articular a diferentes actores a través de demandas educacionales que posteriormente han tenido sentido para amplios y mayoritarios sectores de la sociedad. Esto se puede apreciar mediante el masivo respaldo de la gente en las calles, en las marchas, en los cacerolazos y en las encuestas. El segundo tiene relación con la intransigencia del gobierno, quienes han sido incapaces de dar respuesta a lo que el país reclama: cambios profundos y radicales en la educación. Esta actitud y accionar del gobierno ha hecho que se evidencien las grandes deficiencias del sistema político chileno, donde existe una falsa democracia que hoy permite que las demandas que respalda una gran mayoría de chilenos no se traduzca en políticas públicas. –Junto con las manifestaciones vinieron las violaciones y represiones. Hay una campaña en curso para denunciar el hecho. ¿Cuál es el escenario real, actualmente, de esas represiones?–El gobierno ha intentado deslegitimar y anular nuestras demandas y al movimiento a través de distintas estrategias, una de ellas ha sido la represión de la que hemos sido objeto y frente a la cual, la sociedad ha sido bastante clara en rechazar la represión, a través de cacerolazos masivos o de sumarse a las manifestaciones, marchas y actos que realizamos.En ese sentido, ante el fuerte e imparable crecimiento de este movimiento, el gobierno continúa con la represión, a través de imposibilitar marchas por las principales avenidas de la capital o de los ataques de carabineros durante las manifestaciones. Frente a esto, se han levantando campañas para denunciar la represión policial, donde principalmente colaboran abogados y estudiantes de derecho. Pero, este movimiento ha sido capaz de sortear estos ataques y sigue convocando a más y más gente a estas demandas, manteniendo el carácter pacífico de sus marchas y actos. –El movimiento estudiantil en Chile es actualmente una gran referencia para toda la región. El hecho ya afectó a autoridades y ministros del gobierno nacional. ¿Qué tipo de repercusiones podrá haber en el gobierno de Sebastián Piñera?–Tiene una fuerte repercusión en el gobierno, la aprobación de la gestión del presidente ha llegado a un 26 por ciento, una cifra histórica dentro de los últimos 21 años. Tampoco fue menor que el presidente haya citado a nueve presidentes de partidos políticos chilenos a una reunión para tratar el tema del movimiento educacional y que a esa reunión hayan asistido sólo dos de los partidos citados. Se pueden mencionar muchos datos para seguir dando cuenta de que el gobierno de Sebastián Piñera se encuentra absolutamente aislado, alejado de la ciudadanía y de sus demandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada