jueves, 12 de enero de 2012

MARINES QUE ORINAN SOBRE CADAVERES AFGANOS


El video subido a You tube muestra a cuatro hombres con uniformes militares, parándose sobre lo que parecen ser unos cadáveres ensangrentados, riéndose y tratando de orinar. La Casa Blanca intentó adelantarse a la ola de condenas con un llamado a Karzai.
Deplorable, lamentable, ina-ceptable. Los adjetivos no les bastaron a los altos funcionarios estadounidenses ayer, para calificar el denigrante video que circuló en la red mostrando a marines orinando sobre cadáveres de talibán en Afganistán. La secretaria de Estado, Hillary Clinton; el secretario de Defensa, Leon Panetta; el comandante de los marines, James Amos, y el jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, John Allen, ordenaron una investigación que podría derivar en castigos ejemplares para los marines que cometieron esa aberración.“Condeno este comportamiento en los términos más enfáticos posibles”, dijo Panetta en un comunicado. “Es una conducta completamente inapropiada para integrantes de las fuerzas norteamericanas, y no refleja los estándares y valores que juraron defender. Los responsables recibirán el máximo castigo”, decía el comunicado. Por su parte, Amos aseguró que el cuerpo de marines no descansará hasta que se esclarezcan los hechos. “Nuestro compromiso es honrar la Convención de Ginebra, las leyes de guerra y nuestros propios valores”, dijo el funcionario. El diario The New York Times acusó en 2006 al gobierno de Estados Unidos de violar los tratados internacionales por el tratamiento de prisioneros en cárceles extranjeras. El gobierno de Barack Obama admitió haber utilizado el método de tortura conocido como submarino durante los interrogatorios en la prisión de Guantánamo (Cuba).“Comparto totalmente lo dicho por el secretario Panetta”, dijo Clinton en una conferencia de prensa conjunta con el canciller de Argelia.Más allá de las declaraciones de los altos funcionarios, no es la primera vez que se dan a conocer vejámenes a prisioneros de guerra por parte de efectivos estadounidenses. En 2003 fueron reveladas fotos de la prisión de Abu Ghraib en Irak, donde entre otras atrocidades se veían prisioneros con el cuerpo cubierto de heces. Luego de la investigación, los soldados que cometieron esas humillaciones recibieron penas de entre diez y tres años de prisión. Las declaraciones de los altos funcionarios fueron un intento de adelantarse a la ola de condena que recibió Estados Unidos, especialmente desde Afganistán. El presidente Hamid Karzai calificó de completamente inhumano lo visto en el video. El ministro de Defensa afgano dijo que las imágenes eran shockeantes. El secretario de Prensa del Pentágono, George Little, dijo que Panetta llamó a Karzai ayer para asegurarle que los funcionarios estadounidenses condenaban ese comportamiento y que le aseguraban que serán investigados. Un vocero del los talibán dijo que si bien las imágenes eran shockeantes, éstas no afectarían las negociaciones de paz que se espera se reanuden con el gobierno de Afganistán en las próximas semanas. “Este video no dañará las charlas y el intercambio de prisioneros, ya que se encuentran en la etapa preliminar”, dijo.La autenticidad y origen del video de 42 segundos aún no fueron verificados. En éste se muestra a cuatro hombres con uniformes militares, parándose sobre lo que parecen ser unos cadáveres ensangrentados, riéndose e intentando orinar. En un momento, se escucha a uno de los hombres hablar. “Que tengas un buen día, amiguito”, dice. El sitio de noticias TMZ informó que el video que fue posteado en YouTube tenía una leyenda que decía: “Equipo de francotiradores 4 con el batallón 3º y marines 2º fuera del campamento lejeune, meando sobre talibán muertos”. El video fue removido, no sin antes ser copiado mundialmente por agencias internacionales, blogs y redes sociales.Un vocero de la Fuerza Internacional de Seguridad en Afganistán, el teniente Gregory Keeley, dijo que los individuos del video aparentemente ya no prestan servicio en Afganistán. El cuerpo de marines identificó dos de los cuatro soldados del video. Los cuatro individuos eran miembros del Tercer batallón, segundo marines que regresaron a su base en Carolina del Norte en el invierno luego de un tour por Afganistán. De acuerdo con los funcionarios, algunos de esos individuos identificados ya no forman parte de ese batallón. El Servicio de Investigación de Crímenes Naval se encuentra trabajando en el caso. El último en unirse al coro de altos funcionarios en repudiar el incidente fue el senador por Arizona John McCain, quien por televisión dijo ayer que le entristecía enterarse de ese suceso, ya que le hacía mucho daño a la imagen de la institución. “Yo diría que el cuerpo de marines de Estados Unidos es una de las instituciones más prestigiosas en la historia de esta nación. Y aquí tenemos a un puñado de jóvenes claramente indisciplinados, de los cientos de miles de marines que tenemos”, dijo McCain sacudiendo la cabeza. El veterano de Vietnam pidió que se realice una exhaustiva investigación y que se condene a los involucrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada