miércoles, 20 de marzo de 2013

CONECTAR LA PUNA JUJEÑA

Transformaciones en el ámbito educativo. Los chicos del paraje Hornillos, en Tilcara, pasan una semana en la escuela y otra en el hogar. La llegada de las netbooks del programa Conectar Igualdad les cambió la cotidianeidad y la forma de aprender. Testimonios y reflexiones.

Por Tali Goldman

 

Luisa Inés es la encargada de dar la bienvenida a los chicos que llegan cada semana al colegio. Luisa Inés es una llama, el clásico animal de la puna argentina, allí donde los colores se vuelven postal, el clima reseca la piel y la coca se impregna en las encías.
En Jujuy la vida se mide en otros tiempos, en otras distancias y, también, en otras realidades. A unos 80 kilómetros de San Salvador de Jujuy, exactamente en el Paraje de Hornillos (departamento de Tilcara), se levanta la Escuela de Alternancia Nº 4, un bachillerato con orientación agropecuaria. El paisaje es conmovedor. La Quebrada de Humahuaca se recrea en su máximo esplendor, mientras ciento cincuenta estudiantes que cursan los niveles primario y secundario corretean entre los cactus. Pero la realidad choca con el paisaje.

La escuela, a diferencia de una institución educativa tradicional, tiene la particularidad de funcionar como hogar de los estudiantes durante una semana. De ahí su nombre. Los chicos alternan la estadía entre sus hogares y el colegio cada siete días. Muchos de ellos viven a más de dos horas de la institución, en recónditos lugares de una provincia que fue una de las más relegadas durante décadas, pero que viene transitando un notable crecimiento. Por caso, algunos de esos hogares ni siquiera tienen electricidad y los contextos familiares muchas veces son preocupantes. Sin embargo, encuentran en la escuela no sólo un refugio educativo sino que además se constituyen en una gran familia ampliada con un cuerpo docente de dieciséis profesores y su director, Rafael Santillán.

A partir de finales de 2010, la vida de esa gran familia dio un vuelco de 180 grados en el aspecto educativo: en ese entonces los alumnos recibieron una netbook en el marco del plan nacional Conectar Igualdad. “La llegada de las computadoras nos modificó totalmente la manera de enseñar y de aprender, y eso impactó muchísimo en todos nosotros”, explicó Santillán, uno de los directores que participó en el primer Congreso Regional del programa al cual concurrieron más de 2.500 docentes, alumnos y directores de las provincias de Jujuy, Salta, La Rioja, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero (ver recuadro).El impacto de las netbooks no era para menos, teniendo en cuenta que sólo entre quince y veinte por ciento de los alumnos tenía una computadora de escritorio en su casa. Para el resto del alumnado, constituyó el primer contacto con la tecnología portátil.

“Al principio fue complicado –remarcó Daniel Maidana, el administrador de redes del colegio–. No sólo les costó a los chicos sino también a los docentes”. Sin embargo, el tiempo, pero sobre todo las capacitaciones que recibieron los maestros, ayudaron a que las pequeñas computadoras no se convirtieran en un objeto extraño e indescifrable, sino en una herramienta clave para la enseñanza. Desde 2008 la escuela contaba con una sala de tecnología, en la que había instalado un puñado de equipos de escritorio, pero que hoy ya casi ni tienen uso.

“Es la primera vez que tengo una computadora –contó Simona, de 13 años, alumna de primer año del secundario–. Al principio me costó poder usarla, pero ahora lo que más me gusta es buscar información en Internet y escuchar música”, detalló la joven, que vive a una hora de la escuela y que en su casa no tiene conectividad a la red ni electricidad. Simona, como muchos de sus compañeros, carga completamente la batería de la computadora el viernes de la semana que le toca quedarse en la escuela, así al menos puede usarla algunos días mientras permanece en su hogar.

Uno de los recursos de las netbooks que más utilizan los chicos en la semana que están con su familia es el de la filmación. Tienen que registrar, por ejemplo, cómo trabajan en sus casas con los viveros, las huertas, y algunas otras actividades que realizan.

Según Eduardo Vega, profesor de comunicación del establecimiento, hay dos cambios fundamentales desde que llegaron las computadoras: “En primer lugar hay uno sociocultural, porque ahora todos los alumnos pueden acceder a una herramienta que antes era para pocos. La computadora pasó a ser algo cotidiano para chicos que nunca la habían visto tan de cerca. Por otra parte, hay una transformación de índole pedagógica, ya que antes la enseñanza estaba mediada por la lectura o la fotocopia, mientras que ahora tenemos las nociones de hipertexto, películas, audios. Cambió la forma de dar contenidos”. Otra de las tareas que atrae a los chicos es la confección de mapas conceptuales y la realización de presentaciones en el programa Power Point.

Una vez cada tres meses, los profesores y el director van de visita a los hogares de los alumnos, en donde pueden conocer personalmente cuál es la realidad de cada uno. Algunas veces es mejor de lo que esperaban, y en otros casos, la situación es alarmante. Pero Santillán mantiene las esperanzas y cree que el programa Conectar Igualdad es un paso fundamental para la igualdad. “Los pibes están más entusiasmados y en estos años, desde que nos llegaron las netbooks, tenemos más retención y menos chicos que dejan la escuela”.

La campana que anuncia el recreo suena fuerte. Los chicos salen de sus aulas con sus netbooks, en una imagen que pone la piel de gallina hasta al más escéptico. La cumbia y el reggaetón musicalizan ese tiempito de ocio, mientras que Luisa Inés –la llama– camina a paso lento, en una perfecta muestra de que algo, en el Jujuy profundo, está cambiando.


_______________________________________________________________________________
Tecnologías en marcha

Por T.G.

El 28 y 29 de junio de 2012 se llevó adelante en Jujuy el primer Congreso Regional del programa Conectar Igualdad. Las provincias del NOA se reunieron en la capital, San Salvador de Jujuy, para participar de dos días de intensas jornadas y capacitaciones sobre las nuevas tecnologías en el aula. Allí estuvieron presentes el ministro de Educación, Alberto Sileoni; el director de la ANSeS, Diego Bossio, y también desembarcaron los ministros de esa cartera de cada provincia de la región.

Del encuentro participaron más de 2.500 docentes, directores, supervisores y estudiantes del nivel secundario, quienes compartieron experiencias, anécdotas y consejos. Además, estuvieron presentes especialistas en educación y nuevas tecnologías para aportar desde lo teórico.

El objetivo del plan es entregar 3.600.000 netbooks hacia finales de 2013, lo que cubriría casi en su totalidad a las escuelas secundarias del país. Hasta ahora, dos millones de alumnos y docentes poseen la computadora portátil. Pese a los maravillosos alcances, aún quedan cuentas por saldar, que según los propios coordinadores del plan tienen que ver con el difícil acceso a la conectividad en algunos lugares del país. Según resaltó Sileoni, “sería bueno que todos se dieran cuenta de que las netbooks son increíbles herramientas de igualación social”.

Fuente: Revista Veintitres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada