martes, 12 de marzo de 2013

"LOS PRECIOS EN EL MERCADO CENTRAL ESTAN A LA MITAD"

Entrevista a Claudio Boada. Unión de usuarios y consumidores
 
Por Felipe Deslarmes
 
A punto de realizar el viaje número 100 al Mercado Central, el director de la asociación Unión de Usuarios y Consumidores, el abogado Claudio Boada, señaló a Miradas al Sur algunas de las principales ventajas de hacer las compras en ese centro de abastecimiento ubicado en Tapiales.
Boada, de 54 años, tiene su estudio de abogacía propio y ejerce su profesión desde hace más de 30. Se integró a la Unión de Usuarios y Consumidores en 2008. “A los estudios de abogados llegan todo tipo de reclamos vinculados a cuestiones de abusos de precios. Empecé a vincularme con estos sectores rondando el 2001; cuando venía interesándome cada vez más por temas sociales”, relata Boada. “En uno de esos espacios,me invitaron a sumarme a una junta directiva, cosa que acepté”, sostiene.
–¿Cómo surgió la idea de hacer viajes colectivos al Mercado Central?
–Notábamos una diferencia enorme de precios y queríamos llevar los del Mercado Central a los consumidores barriales. Pedimos una reunión en la Secretaría de Comercio Interior. Allí el licenciado Guillermo Moreno nos dijo que había un convenio para llevar a distintas asociaciones a realizar compras. Tomamos detalle de la formalidad que había que seguir, nos pusimos en contacto con grupos territoriales y empezamos a realizarlos. Hoy estamos conectados con grupos de vecinos de Almagro, Colegiales, Saldías, Constitución, Nueva Pompeya, Lomas de Zamora y Almirante Brown.
–¿Cómo se organizan y cómo se financian los viajes?
–Ya hay un cronograma para los micros que como están financiados por la Secretaría de Comercio Interior, los vecinos no pagan nada. Generalmente los realizamos el segundo sábado de cada mes, porque el primero se llena mucho de gente. Cuando llegamos, el chofer queda en una playa de estacionamiento que está a 200 metros del mercado y espera. Combinamos con todos la hora que deben estar de vuelta y cada uno baja sus changuitos y hace las compras donde quiere. La idea es que puedan pasarse la mañana y hagan la compra fuerte del mes para notar el ahorro. Hay muchas organizaciones que hacemos esto.
–Y el objetivo, ¿es sólo trasladar gente?
–No, claro. El objetivo no es sólo ése, aunque tender estos puentes es muy útil para muchos y resulta un trabajo territorial importante. Sin embargo, también queremos ver cómo se mueve internamente el mercado, qué pasa con la oferta de productos y cómo se maneja. Realizar un seguimiento que se suma al que ya venimos haciendo por otro lado.
–¿Qué han descubierto allí en estos años?
–Que el Mercado Central ofrece por lo menos una diferencia de precios del orden del 50 por ciento menos, o sea exactamente la mitad de lo que se paga en otros comercios en precios minoristas y en los puestos de afuera; pero metiéndose y llevando por bulto cerrado, la diferencia se amplia más.
Qué comprar. Boada subraya que los productos son de buena calidad aunque algunas marcas sean poco conocidas. Los precios más ventajosos están en verduras, lácteos, huevos, tapas de empanadas o de tartas y fiambres.
En carnes, hay tres tipos de calidades. Allí, se puede conseguir a 12 pesos el kilo, algo que para muchos consumidores marca la posibilidad de incorporar carne a sus dietas, pero también puede encontrarse carne más tierna a 25 pesos y hay más caras. De cualquier manera, siguen siendo la mitad del precio que se paga en los barrios.
Quienes necesiten ponerse en contacto con la Unión de Usuarios y Consumidores, por ejemplo para saber desde dónde salen los micros, pueden contactarles al mail: launion@usuarios.org.ar.
 
Fuente: Miradas al Sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada