lunes, 25 de marzo de 2013

"LO QUE FUE HORROR ES LUCHA Y LA MUERTE ES VIDA"

Hebe de Bonafini, sobreviviente de la Esma, familiares y Madres Linea Fundadora reivindicaron el trabajo del Esapacio para la Memoria. El ministro de Justicia, Julio Alak, fue denunciado ante la Justicia por un evento realizado en el Espacio para la Memoria el pasado 27 de diciembre. Organismos de derechos humanos y la junta interna de ATE de la ex ESMA lo respaldaron.
 
 
 
“En la ex ESMA se toca música, se estudia, se piensa, se puede hacer de todo. Convertimos el horror en lucha y la muerte en vida”, afirmó ayer la presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. La agrupación Familiares de Desaparecidos y Detenidos expresó que seguirá “transformando una realidad de oscuridad, silencio y muerte en lugares en donde la lucha de nuestros seres queridos sea la luz que alumbre nuestro presente”. Entre sobrevivientes y familiares de víctimas que pasaron por ese centro clandestino de detención está circulando una solicitada en la que se reivindican “partícipes del proceso de construcción histórico de la memoria que se realiza en el predio”. De esta forma, distintos militantes de organismos de derechos humanos buscaron reivindicar el trabajo que se está realizando en el Espacio para la Memoria ante el reclamo de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, la agrupación Hermanos y dirigentes políticos de la oposición, que habían denunciado al ministro de Justicia, Julio Alak, por la realización de un “asado y brindis” en ese sitio y ayer anunciaron una marcha al ministerio para la semana próxima. En la misma línea, dos abogados hicieron ayer presentaciones ante la Justicia en la que involucran al ministro. Bonafini opinó que existe una “difamación” contra Alak por parte de “algunos que le tienen bronca por lo que está diciendo sobre los medios”, en referencia a que el ministro es una de las caras visibles del Gobierno en su estrategia para lograr el pleno cumplimiento de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
La junta interna de ATE del Ente público Espacio para la Memoria, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (ex ESMA) hizo público ayer un comunicado en el que expresó “no compartir la idea de que haya sido un desatino realizar el brindis de fin de año en ese lugar”, ya que formó parte de “una serie de actividades que se desarrollan desde la recuperación del predio”. El texto, firmado por los delegados Diego Lima, Diego de Los Santos y Luz Deñisoff, salió al cruce de críticas que se habían hecho desde la junta interna de ATE del Ministerio de Justicia. “Repudiamos la tergiversación de dicho evento, que fue calificado como un ‘asadito en la ex ESMA’.” El jueves, desde la Secretaría de Derechos Humanos explicaron que el 27 de diciembre el Ministerio de Justicia presentó en la Casa de Militancia de Hijos, que funciona en el predio de la Ex ESMA, el Plan Estratégico 2012-2015 y que dentro de dicho acto se sirvieron patys y choripanes. Carlos Lordkipanidse, sobreviviente de ese centro clandestino de detención, comparó el hecho con lo que los represores llamaban “asado” en la jerga de la ESMA, es decir, la quema de cadáveres de los secuestrados.
El empresario Ricardo Mussa y el presidente de la Asociación Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional, José Lucas Magioncalda –quien presentó un amicus curiae contra el pedido del per saltum que hizo el Gobierno en la ley de medios–, denunciaron ayer a Alak por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, “abuso de autoridad”, “malversación de caudales públicos” y “coacción”. Sectores de ATE que responden a Pablo Micheli, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y la agrupación de Hermanos de Desaparecidos anunciaron una marcha para el martes. Resta ver si serán acompañados por dirigentes del PRO y la UCR que compartieron el pedido de renuncia para Alak.
“En 2004, el lugar fue recuperado para y por el pueblo, para dejar de ser lo que fue: un territorio del terror. Desde entonces, somos parte de un debate muy profundo sobre cómo construir en la ex ESMA un relato vivo, comprometido, social e histórico de lo que pasó, de sus responsables, de las víctimas, y también de lo que se hace ahora: actividades para la promoción y defensa de los derechos humanos. Tenemos absoluta constancia de que nada de lo que pasa en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) agrede la memoria y vemos cómo, por el contrario, a diario se hace una reivindicación histórica de la lucha de los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos”, señala el texto que firman, entre otros sobrevivientes de la ESMA y familiares de desaparecidos de ese centro clandestino Miriam Lewin, Lila Pastoriza, Mario Villani, Anta Testa y Carlos Muñoz. “Queremos seguir fortaleciendo entre todos un lugar histórico de memoria. Siempre estamos dispuestos al debate y la discusión sobre la construcción de los sentidos sociales posibles en un espacio complejo, pero no podemos debatir desde discusiones falsas o manipulaciones de los mismos medios hegemónicos que callaron lo que pasó acá cuando ellos mismos eran partícipes del terrorismo de Estado de la última dictadura cívico-militar”, expresan. De igual forma, la junta interna de ATE de la ex ESMA criticó a los medios que se hicieron eco de las acusaciones, pero “nunca se refieren a las 18 mil personas que realizaron la visita guiada” al predio en 2012 “ni a los 8 mil adolescentes y jóvenes escolares que hicieron talleres sobre el terrorismo de Estado” como tampoco “de las organizaciones sociales, sindicales y políticas que realizan sus actividades en el predio o que hallaron” allí “un lugar de interpelación y de debate sobre el genocidio perpetrado contra el pueblo argentino”.
Desde Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Haydée García Buela aseguró que el predio “es un lugar de vida” y reivindicó el proyecto de Línea Fundadora que instaló en la ex ESMA la escuela de música popular Casa de la Vida y la Esperanza.
 
Fuente: Pagina/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada