domingo, 13 de septiembre de 2009

"NO NOS ACOSTUMBREMOS A QUE LA POBREZA SEA NORMAL"


El padre vicario de las villas porteñas, José María "Pepe" Di Paola, afirmó hoy que "en el 2001 eran tiempos más difíciles que los de ahora, sobre todo en las villas y en la clase media". "En ese año se resintió mucho la vida económica y social de la villa, y ahora la plata no alcanza", agregó.



Di Paola, que fue nombrado recientemente por el cardenal Jorge Bergoglio vicario de las villas porteñas, explicó que en 2009 hay dos situaciones con los pobres: "los que están mejor que en el 2001, pero el trabajo que tienen ya no le rinde, y la segunda, es la pobreza estructural muy grande que hace muy difícil volver a un lugar mejor".


En tanto, en declaraciones a radio Mitre, Di Paola insistió en que "en las villas el pico más serio fue en el 2001, porque la mayoría de la gente trabaja en la construcción o es personal doméstico y cuando la construcción se vino abajo o la clase media tuvo que hacer un recorte en su presupuesto, le dijo a la señora que no venga a limpiar".


"Ahí se resintió mucho la vida económica y social de la villa. Después tuvimos una época que se reestableció el trabajo y ahora no alcanza la plata", detalló.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada