miércoles, 2 de septiembre de 2009

QUEMEN LAS VILLAS



"Hay que unirse y quemar a las ratas que viven en el barrio de atrás", dijo ayer el veterinario y candidato a concejal Jorge Fornari ante un canal de televisión local, tras sufrir un robo en su armería del centro de Gálvez.


El dirigente, que se quejaba por la inseguridad en su ciudad, también afirmó: "Me robaron otra vez. Esta gente son como las ratas, tienen cría todos los días". "Voy al frente, hay que prenderle fuego, es la única forma de competir con ellos", insistió.


Fornari está ubicado en el sexto puesto en la lista de concejales del PRO para las elecciones legislativas provinciales del 27 de septiembre. Las declaraciones del dirigente fueron fuertemente cuestionadas desde diversos sectores políticos y sociales.


En ese marco, autoridades municipales presentaron una denuncia en su contra por discriminación e incitación a la violencia ante la Defensoría del Pueblo, el Concejo Deliberante local y el Instituto Nacional contra la Discriminción, INADI.


Por su parte, el intendente de Gálvez, Mario Fissore, aseguró hoy que "esto no ayuda a la convivencia democrática ni afianza el Estado de Derecho que uno defiende permanentemente".


"Que se inste a más violencia no ayuda", afirmó el jefe comunal, y destacó que "los vecinos del barrio en cuestión, como habitantes de otras zonas del ejido urbano, además de varias instituciones, repudiaron las declaraciones".


El intendente lamentó los dichos del candidato ya que, sostuvo, "estamos tratando de aportar en lo que podemos, pero declarar que hay que quemar un barrio con toda su gente es una cosa muy desgraciada que no puede estar en la mente de ninguna persona y menos de la que quiera exponerse a la voluntad popular para lograr una banca".


Por último, Fissore sugirió al candidato del PRO que "en vez de dedicarse a pronunciar apreciaciones desacertadas se dedique a ser partícipe, por ejemplo, de la junta de seguridad, que traiga sus proyectos porque estamos ávidos de propuestas". "Ahora, si esa es una propuesta, ¿en qué país vivimos? Yo prefiero irme", concluyó.


Un hecho de características semejantes ocurrió semanas atrás en la ciudad de Arroyo Seco, también en Santa Fe. Allí, el presidente del Concejo Municipal, Miguel Angel Coradini, sugirió como solución ante la ola de inseguridad que vive la población "matar a cintazos a los pibes que se falopean y salen con el revólver a delinquir". Al día siguiente, tras el rechazo a sus declaraciones, pidió disculpas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada