martes, 23 de febrero de 2010

SE DUPLICÓ LA CANTIDAD DE GENTE QUE VIVE EN LA CALLE EN LA CAPITAL


En el Gobierno porteño lo atribuyen a la suba de la pobreza a nivel nacional.


En una noche calurosa, una mujer joven le cambia los pañales a su bebé en la entrada del Teatro San Martín, en la calle Corrientes. Un hombre intenta dormir, acurrucado. El teatro es uno de los tantos rincones de la Ciudad donde la gente sin hogar busca refugio. Ayer, la ministra de Desarrollo Social porteña, María Eugenia Vidal, afirmó que la situación es grave y estimó en 1.400 la cantidad de personas que duermen en la calle, el doble que hace tres años. Aunque, según Médicos del Mundo, son más de 10.000.

"Es uno de los problemas graves desde el punto de vista social, porque la situación de calle aumenta la vulnerabilidad y profundiza la exclusión -asegura Vidal-. En 2006 había 700 personas sin techo, pero que el último conteo, en 2009, detectamos 1.400. La principal causa es que en los últimos años creció la pobreza a nivel nacional, y no han habido suficientes políticas sociales y económicas inclusivas. Mucha gente del interior y de países limítrofes vino a la Ciudad para buscar trabajo y un futuro. Cuando eso se frustra, muchos terminan en la calle".

"Hace dos años visité Buenos Aires y me sorprende, porque ahora hay mucha más gente pidiendo", le comentó un turista brasileño a Clarín en la calle Florida. Según Desarrollo Social, el 65,5% de los sin techo viven en el centro, Monserrat, Retiro, Recoleta, Congreso, Once, San Cristóbal, Constitución, Barracas y Parque Patricios.

Para Médicos del Mundo, las cifras oficiales son irreales. "El Gobierno porteño hace un conteo durante una noche -dice el epidemiólogo Gonzalo Basile, presidente de la delegación argentina de la organización-. No cuenta a los que tienen un subsidio de tres meses, después de los cuales vuelven a la calle, ni a los que duermen por una noche en un hotel. En 2008 calculamos que había 10.000 personas en la calle. Como en los últimos dos años hubo muchos desalojos, ahora hay un 10% más".

Para enfrentar la situación la Ciudad ofrece 1.100 camas en paradores propios y otros de ONG con las que tiene convenios. "Incrementamos un 40% la capacidad de atención en refugios, paradores y hogares, y el plan es aumentar de 1.100 a 1.400 camas -dice Vidal-. Y ya duplicamos la cantidad de profesionales del programa Buenos Aires Presente que recorren la Ciudad: ahora son 140. Pero muchas personas viven en la calle hace años y no aceptan los recursos que les ofrecemos. A veces por problemas psiquiátricos o porque no quieren aceptar normas básicas de convivencia, como que les digan a qué hora ir a dormir".

Por el calor, el Ministerio de Desarrollo Social hace operativos para repartir agua. "Le ofrecemos a la gente ir a un parador para que se duche y coma". Pese a una térmica de 38 grados, bajo la autopista que pasa sobre la calle Combate de los Pozos hay frazadas desplegadas. Las usan las familias que viven ahí, para ganar la intimidad e ilusión de hogar que les falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada