jueves, 29 de julio de 2010

LA SOLEDAD, TAN MALA PARA LA SALUD COMO EL CIGARRILLO O EL SOBREPESO


Por Silvia Simonetti (Traducción)


Una vida de alcohol, cigarrillos y sedentarismo es suficiente como para ganarse la desaprobación del médico, pero existe una última esperanza: un círculo de buenos amigos y fuertes lazos familiares pueden mejorar la salud de una persona más que la práctica de una actividad física, que perder peso o que dejar el tabaco o la bebida, coinciden los psicólogos.


Una revisión reciente de los estudios sobre el impacto que tienen las relaciones humanas en la salud llegó a la conclusión de crecen 50% las posibilidades de supervivencia de la gente si pertenece a un grupo social más amplio, ya sea de amigos, vecinos, familiares o una mezcla de ambos. La asombrosa influencia de las conexiones sociales en el bienestar humano llevó a los investigadores a pedir a los médicos y funcionarios del área de la salud que tomen a la soledad de forma tan seria como otros riesgos para la salud , como el alcoholismo o el cigarrillo.


“Como humanos, damos por sentadas las relaciones” explicó Julianne Holt-Lunstad, psicóloga en la Universidad Brigham Young de Utah. “Esa interacción constante no sólo es beneficiosa desde el punto de vista psicológico sino que tiene una influencia directa en nuestra salud ”, agregó. El equipo liderado por Holt-Lunstad revisó 148 estudios que siguieron de cerca la interacción social y salud de 308.849 personas durante un promedio de 7 y medio años. A partir de ellos trabajaron para ver de qué forma variaban los porcentajes de muerte según lo sociable que fuera una persona.


Los investigadores detectaron que estar solo y aislado resulta tan malo para la salud de una persona como fumar 15 cigarrillos por día o ser alcohólico. Es también tan dañino como no hacer ejercicio y el doble de perjudicial para la salud que ser obeso. El estudio fue publicado esta semana en la revista Plos Medicine (www.plosmedicine.org).


Holt-Lunstad precisó que los amigos y la familia pueden mejorar la salud en varias formas , desde la ayuda en momentos difíciles hasta encontrarle un sentido a la vida. “Cuando alguien está relacionado con un grupo y se siente responsable frente a otras personas, esa sensación de propósito y sentido se traduce en un mejor cuidado de uno mismo y en una toma menor de riesgos”, sostuvo.


No existe ninguna cifra precisa sobre cuántas relaciones son suficientes para mejorar la salud de una persona, aclaró Holt-Lunstad, pero les va mejor a quienes rara vez se siente solos , tiene buenas relaciones familiares y alguien en quien apoyarse.


Un informe reciente de la Fundación Salud Mental responsabilizaba a la tecnología y a las presiones de la vida moderna por los sentimientos generalizados de soledad en todos los grupos etarios de Gran Bretaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada