jueves, 16 de agosto de 2012

EL RECUERDO DEL AUTENTICO GENIO DEL MAL

Vincent Price, el villano más temido en los films de los '40, '50 y '60. Figura del cine de terror de todos los tiempos, algunas de las películas que lo convertieron en leyenda fueron La mosca, La casa en la colina embrujada y The Tingler. Su último trabajo fue en El joven manos de tijera.

Hay rostros que jamás se olvidan. Este es el caso de Vincent Price, que se convirtió, para varias generaciones de fans del género, en la cara más representativa del horror que dio el cine americano
Había nacido el 27 de mayo de 1911 en la ciudad de Saint Louis, Estados Unidos, en una familia de posición acomodada. Muy buen estudiante y amante de la cultura, se licenció en Historia del Arte por la Universidad de Yale y posteriormente amplió estudios en la Universidad de Londres.
A mediados de los años treinta, Vincent puso todo su esfuerzo en convertirse en actor profesional de teatro, logrando debutar en Broadway a finales de década, época en la que llegó a colaborar con Orson Welles.
Su primera película de terror fue La torre de Londres (1939); sin embargo, su entrada definitiva en el mundo del cine fue con La casa de cera, en 1953, dirigida por André De Toth. Este fue el comienzo de una prolífica carrera. Algunos títulos que ayudaron a convertirlo en leyenda fueron La mosca (1958), de Kurt Neumann; La casa en la colina embrujada y The Tingler (1959), ambas de William Castle.
Las más destacables fueron las adaptaciones que Roger Corman hizo de algunos de los relatos más espeluznantes de Edgar Allan Poe: La caída de la casa Usher (1960), El pozo y el péndulo (1961), Cuentos de terror (1962), El cuervo (1963), La máscara de la muerte roja (1964) y La tumba de Ligeia (1965). Aunque las nuevas generaciones podrán reconocer a Vincent Price gracias a otro rendido admirador, el director Tim Burton, quien lo hizo aparecer en El joven Manos de Tijeras (1990), encarnando al padre de Johnny Depp. Ese sería el último título cinematográfico de la carrera de Price. Ocho años antes, el actor fue el encargado de poner la voz en el rap final de "Thriller", que termina con un portazo y una estentórea y esquizofrénica risa. Esa versión del rap después fue acortado en varias estrofas.
Para este cumpleaños que se celebra hoy, uno de sus principales fans, el escritor y crítico del cine español, José Manuel Serrano Cueto lanzará la segunda edición de Vincent Price: el villano exquisito. El autor, especialista en cine de terror, "amplió, corrigió, completó y actualizó" la primera biografía de Price.
Según señala Serrano Cueto en el prólogo, la historia del actor "mutó, como buen 'book-monster', en un ente renovado con mayor poder para comunicar la fascinación" que siente por un hombre que, en su opinión, "debía haber nacido en el Renacimiento". "La imagen de Vincent Price siempre estará ligada al horror y eso que nunca interpretó a monstruos clásicos, como hicieran Bela Lugosi -Drácula, Frankenstein-; Boris Karloff -Frankenstein, la momia-; Lon Chaney Jr. -el hombre lobo- o Christopher Lee -Drácula-, pero su rostro está asociado con el miedo como si hubiera firmado un pacto demoníaco", comienza diciendo Serrano Cueto.
El libro retoma aspectos muy personales del actor enamorado de Londres, donde terminó sus estudios de Historia del Arte.
Price murió de cáncer de pulmón el 25 de octubre de 1993 a los 82 años de edad, provocado por su adicción al tabaco. Sufría también de enfisema y enfermedad de Parkinson, por lo que su rol en El joven manos de tijeras fue más corto de lo previsto. Su voz fue usada póstumamente en el film Arabian Knight (1995). <

Fuente: Tiempo Argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada