miércoles, 29 de agosto de 2012

"HAY EXPRESIONES DE XENOFOBIA"

Ocho preguntas a “Lito” Borello, del comedor Los Pibes. Referente social de La Boca. La Metropolitana, el paco y las asimetrías de la ciudad.
 
Por Deborah Maniowicz
 
–¿Qué ofrecería usted si fuera legislador porteño?

–Me siento parte de ese universo que nació en los ’90 resistiéndole al neoliberalismo. Tenemos una manera horizontal de hacer política, aprovechando la inteligencia colectiva acumulada en las organizaciones y transformándola en una síntesis de política pública. Lo principal es achicar las asimetrías de la ciudad, aumentar la participación y avanzar en la profundización democrática.

–¿Para qué sirve un legislador?

–Creo que hay que cambiar la lógica del quehacer legislativo. Queremos gobernar con las organizaciones, crear un vínculo donde el legislador no sea una persona encapsulada en su despacho o en su bloque, sino sentirse una polea de transmisión, un delegado del pueblo. Aprovechar el espacio sin perder de vista que la palanca de fuerza está en el pueblo organizado.

–¿Cómo percibe el drama del paco en la Capital Federal?

–El paco es parte de una nueva estrategia del bloque dominante por seguir conservando su poder. Por eso, y teniendo en cuenta que el tema está atravesado por intereses políticos, hay que asumir el conflicto como un tema de Estado y no como algo vinculado netamente a la salud o a la cuestión social.

–¿Hay que legalizar o despenalizar el consumo de drogas?

–En esa manera de caratular el tema está la trampa, porque nadie va a querer legalizar aquello que hace mal. La futura ley debe dejar de estigmatizar a los pibes, no tratarlos como delincuentes, sino como enfermos, y a partir de ahí, el Estado tiene que involucrarse.

–¿Qué piensa del conflicto entre la Policía Metropolitana y la Federal?

–Macri utiliza el conflicto para instalar su pelea con el gobierno nacional. Lo mismo hizo con el Parque Indoamericano. La Metropolitana, de la forma en la que él la organiza, no funciona. Se podría discutir la existencia de una fuerza local articulada a nivel nacional, pero tendrían que cambiar muchas cosas.

–¿Cree que la Federal sigue siendo “intocable”?

–Está encaminada en dejar de serlo. No tengo memoria de otra intervención en la Federal de tal envergadura como la que está llevando la ministra Nilda Garré. Cambia 180 grados el concepto de seguridad y propone desmantelar realmente el problema de la corrupción.

–¿Cómo evalúa los avances en la Asignación Universal por Hijo?

–Es uno de los mayores triunfos del kirchnerismo. El próximo paso es el de las viviendas populares. Hoy, no sólo los sectores vulnerables tienen restringido el acceso a una vivienda.

–¿Cree que hay un brote xenófobo en la población?

–Hay claras expresiones de xenofobia y Macri hace de esto una bandera. Hace gala de eso con la mentira de la supuesta invasión de países hermanos. Tenemos que potenciar la unidad de América latina y trabajar para eliminar cualquier sesgo de xenofobia.
 
Fuente: Revista Veintitres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada