miércoles, 22 de agosto de 2012

EL TEMIBLE "AGENTE NARANJA" TIENE LOS DIAS CONTADOS EN VIETNAM

Es un veneno esparcido por EE.UU. en la guerra. Descontaminarán una zona afectada.
 
Cerca de la antigua base estadounidense en Danang, niños con malformaciones y abuelos con cáncer siguen sufriendo las consecuencias de la guerra de Vietnam, pero después de décadas de espera, por fin comenzaron las operaciones de descontaminación del potente “agente naranja”.
Unos 80 millones de litros de defoliante con una dioxina peligrosa fueron esparcidos en la década del 60 por los estadonidenses en las selvas del sur de Vietnam para destruir los bosques y los cultivos utilizados por la guerrilla comunista vietnamita. Y buena parte de los productos se mezclaron, se almacenaron y se cargaron en los aviones en Danang.
En esta operación de limpieza histórica estadounidense-vietnamita iniciada oficialmente ayer, el suelo contaminado va a ser sometido a un proceso de calentamiento para transformar la dioxina en un componente inofensivo.
Mientras los estadounidenses consideran que el vínculo entre la exposición al producto y las enfermedades es “incierto”, los habitantes cercanos a la base aérea no tienen dudas. Nguyen Thi Binh, 78 años, dejó de creer que los pecados cometidos en una vida pasada sean los responsables de las graves discapacidades físicas y mentales de tres de sus cinco hijos.
“Me han dicho que podría ser el ‘agente naranja’”, explicó a la agencia AFP en su minúscula casa de Danang. “Durante la guerra, cuando vivíamos literalmente al lado de las pistas, algunas noches teníamos que taparnos la boca debido a un olor extraño”, recordó.
La base de Danang, cuyos alrededores fueron cerrados hace solo cinco años, es uno de los tres lugares más contaminados del país con concentraciones de toxinas 400 veces superiores a las normas aceptadas , según estudios recientes.
El resultado es que el cáncer, las deformaciones de los bebés y otras enfermedades ligadas a la dioxina son más altas que la media nacional, denuncian las asociaciones de víctimas. Y los efectos se siguen sintiendo. “Continúa habiendo graves consecuencias de la dioxina del ‘agente naranja’”, dijo en la ceremonia el viceministro vietnamita de Defensa, Nguyen Chi Vinh.
Hanoi estima que hasta tres millones de personas están expuestas a este defoliante y que un millón siguen sufriendo las consecuencias. Pero las víctimas vietnamitas no lograron obtener compensaciones financieras de Estados Unidos.
Los veteranos estadounidenses han recibido millones de dólares por enfermedades vinculadas al agente naranja pero el gobierno de EE.UU. y los fabricantes de productos químicos nunca admitieron su responsabilidad en el caso de los vietnamitas.
En Vietnam, la relación entre exposición al producto y enfermedades es “incierta”, afirmó el portavoz de la embajada estadoundiense Christopher Hodges.
Se espera que en cuatro años el proyecto quede completado en las 19 hectáreas contaminadas, donde ahora hay una base militar vietnamita cercana al aeropuerto comercial de Danang. Este programa, de 43 millones de dólares, empieza en un momento en que los dos antiguos enemigos tratan de estrechar lazos ante las ambiciones chinas en el mar de China meridional.
La guerra de Vietnam concluyó el 30 de abril de 1975, cuando las fuerzas comunistas del norte capturaron Saigón, a la sazón capital de Vietnam del Sur. Tres millones de vietnamitas y unos 58.000 soldados estadounidenses murieron en el conflicto. El país fue reunificado entonces bajo el sistema de partido único comunista.
 
Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada