lunes, 20 de agosto de 2012

PREOCUPA EL DESCONOCIMIENTO SOBRE LA ANTICONCEPCION EN MENORES DE 17 AÑOS

Informe de la Organización Lesbianas y Feministas por la descriminalización del aborto. El 100% de las adolescentes de esa edad que llamaron en casi dos años a la línea "Más información, menos riesgos", contaron que no utilizaron anticonceptivos. En 2011, el gobierno porteño no destinó una partida a educación sexual.


Por: Lucia Alvarez    

En 22 meses de funcionamiento de la línea "Más información menos riesgos", la organización Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto recibió 2785 llamados de mujeres residentes en la Ciudad de Buenos Aires que buscaban asesoramiento sobre cómo realizarse un aborto seguro con misoprostol. Es decir: 126 mujeres por mes, más de cuatro por día, durante casi dos años, debieron consultar a una organización civil para evitar los efectos adversos de la clandestinidad, ante la ausencia de políticas activas del Estado al respecto. De los casi 3000 llamados, el 18% fue de adolescentes. Y entre ellas, todas las menores de 17 años contaron no haber utilizado anticoncepción, dejando en evidencia otra de las grandes deudas de la gestión PRO: la prevención de embarazos adolescentes.
Estos son algunos de los datos del cuarto informe de la línea telefónica (156-664-7070), que se presentará el próximo viernes en la Legislatura porteña por convocatoria de la legisladora Diana Maffía y donde María Elena Naddeo, Gabriela Alegre, Antonio Campos, Rafael Gentili y Francisco "Tito" Nenna debatirán sobre derechos sexuales y reproductivos.
"No me sorprende. Es coincidente con las estadísticas del Ministerio de Salud porteño, que registran un aumento de los embarazos adolescentes. Esto sucede por una decisión política. Acá hay una confrontación de fondo, un intento de los sectores conservadores por instalar la idea de que la salud sexual es un tema de la familia y la Iglesia y no del Estado. Pero esa batalla está ganada. El gobierno porteño retrasa, boicotea y obstaculiza el desarrollo de un plan de educación sexual integral", explicó Naddeo.
Un informe sobre fecundidad de la Dirección General de Estadísticas y Censos del Ministerio de Hacienda porteño confirma la cita: allí se muestra que la tasa de embarazos adolescentes pasó del 5,5% en 1990 al 9% en 2009, y que para algunos barrios de la zona sur, la fecundidad entre adolescentes alcanza una tasa del 19%.
Aun con la evidencia en mano, la gestión PRO sigue retrasando la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral, aprobada en 2006. Si bien este año hubo avances, como la decisión de que las escuelas incluyan temas de educación sexual en los Proyectos Educativos Institucionales, hubo un retroceso importante en términos presupuestarios. En octubre de 2010, Tiempo Argentino denunció que el gobierno porteño había ejecutado sólo el 0,1% de los 2 millones previstos para el área. Para 2011, directamente no hay una partida específica para educación sexual.
El informe muestra además que el 50% de las chicas entre 14 y 19 años que llamaron a la línea no tenía información sobre el misoprostol, mientras que entre las adultas, esta cifra es del 29%. "Tiene que ver con las barreras adicionales, los miedos y prejuicios que sufren las adolescentes. En los lugares que transitan, como la escuela, esa información es tabú. Esperemos que esto haga reflexionar a quienes deben implementar políticas", advirtió Verónica Marzano, de Lesbianas y Feministas.<


Fuente: Tiempo Argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada