lunes, 20 de agosto de 2012

RELIGIOSOS DE DIVERSOS CREDOS SE PRONUNCIARON A FAVOR DEL ABORTO

Un sacerdote católico, un rabino y dos pastores evangelistas participaron de una conferencia en el Congreso de la Nación en la que expusieron sus puntos de vista sobre los proyectos de ley de interrupción voluntaria del embarazo.


Por:Lucia Alvarez

"Si los hombres se pudieran realizar abortos, esta práctica ya sería legal. Pero evitar que las mujeres se hagan cargo de sus cuerpos es el último resquicio de los sectores retrógrados. Las mujeres debemos escapar de las estructuras patriarcales y hacernos cargo de este debate, que muchas veces encabezan los hombres." La afirmación no corresponde a una referente del feminismo ni a una de las legisladoras que promueven el tratamiento del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 12. La frase es todavía más audaz si se tiene en cuenta a quién pertenece: la pastora Mariel Pons, de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina. Ella y otros tres religiosos de distintas comunidades e iglesias participaron de la conferencia "La salud de las mujeres no es pecado ni delito", que se llevo a cabo en el Congreso de la Nación y donde estos panelistas expusieron sus puntos de vista a favor de la legalización del aborto.
La actividad se realizo en el marco de los festejos por el Día Mundial por la Salud de la Mujer y responde a una iniciativa de la diputada nacional de Libres del Sur, Cecilia Merchán, y de Malena Nisman, coordinadora del Colectivo de Mujeres Juana Azurduy. "Tuvimos la idea de convocar a referentes religiosos ara expresar que este es un problema del Estado que no tiene nada que ver con las creencias, por más que así lo planteen los sectores conservadores. Además, es un modo de aportar nuevos argumentos al debate que sigue pendiente", aseguró Merchán.
Otro integrante del panel será el rabino Daniel Goldman, de la Comunidad Bet-El, quien ya se había manifestado a favor del matrimonio igualitario. "En un momento en el que la Argentina debate tantas cosas importantes, también debe hacerlo sobre la procreación responsable y la despenalización del aborto. Son realidades sobre las que hay que legislar porque sabemos que afectan a las mujeres pobres, que recurren a tugurios donde no hay garantías para su salud", adelantó Goldman a Tiempo Argentino.
Pero, además de poner en juego la realidad social del aborto y de catalogar como "absurdo tratar a las mujeres que interrumpen sus embarazos como delincuentes", los religiosos harán hincapié en la necesidad de desvincular a las instituciones religiosas de las decisiones del Estado. "No todo lo que la Iglesia considera pecado es delito. El laicismo es uno de los fundamentos del Estado. Terminar con la pretensión de un mensaje totalitario y hegemónico que no respeta la pluralidad ni la diferencia. Este debate es parte de un esfuerzo por construir una democracia más real. Y una forma de decir que no todos los cristianos, judíos, musulmanes pensamos igual, y que nadie debe hablar en nombre de todos", desafió el pastor Lisandro Orlov, de la Iglesia Evangélica Luterana Unida y vicepresidente segundo de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas.
El presbítero de la Iglesia Católica de la provincia de Córdoba, Guillermo "Quito" Mariani viajo especialmente para participar de la conferencia y denunciar los "mecanismos de poder" de la institución religiosa a la que pertenece. "Además de racional, es político. La batalla va a ser muy seria y la Iglesia va a hacer lobby en cada oportunidad que pueda. Va a extorsionar y castigar quitando privilegios. Sectores como el Opus Dei están ligados a grandes capitales internacionales y la opinión conservadora se nutre de esos actores", advirtió.<

Fuente: Tiempo Argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada