martes, 11 de agosto de 2009

LOS MACRIADOS...


Así como el gobernador de la provincia de Buenos Aires, José Camilo Croto, gambeteó su propia finitud por medio de una resolución que dejaba viajar gratis a los peones rurales en los trenes interurbanos; Mauricio Macri será recordado por la marca que les dejará a los más empobrecidos de la ciudad autónoma de Buenos Aires.Los crotos hicieron inmortal a aquel gobernador.Los macriados ya forman parte del presente.Los más castigados, los más empobrecidos de la Capital Federal, son los macriados.Los marcados por una política que desde el Estado aumenta la exclusión, la profundiza.En lo que va de su gobierno, hubo 113 personas que murieron de frío, hambre y abandono.En realidad el frío, el hambre y el abandono no son victimarios solitarios. Son los que dan el tiro de gracia a múltiples vidas saqueadas.Existencias empobrecidas por una política que privilegia la riqueza en unos pocos.De allí viene la estadística.Esos números fueron informados por la organización no gubernamental “Proyecto 7” que analizó este tipo de consecuencias de la pobreza estructural entre los años 2008 y 2009.“¿Sabía usted que actualmente en la ciudad de Buenos Aires hay más de 15.000 personas en situación de calle? ¿Y que de esas 15.000 personas 4500 son niños en edad escolar y 2000 son abuelos con toda una vida de trabajo detrás y que hoy están abandonados en la calle?”, pregunta la organización.La otra inquietud es “¿Sabía usted que en los últimos dos años en la ciudad de Buenos Aires murieron 113 personas en situación de calle a causa del frío y enfermedades diversas?”Para los hacedores de “Proyecto 7”, la cuestión es sencilla: “la calle no es un lugar para vivir”.De acuerdo a la información periodística, en la Capital Federal, “según los cálculos más optimistas, se amontonan en los umbrales de edificios públicos, estaciones de tren o subte y autos abandonados, entre 8000 y 10.000 personas. De lugares más abiertos como parques y plazas los vienen corriendo desde hace tiempo la Policía Federal o la patota de la UCEP. Quienes no sobreviven terminan en la morgue o como NN en la Chacarita. Se explica: el 85 por ciento no tiene ninguna cobertura de salud -ni siquiera estatal- y el 30 por ciento está indocumentado”.Una fenomenal política del desprecio implementada por el gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires.Una clara demostración de la lógica de aquellos que apuestan al crecimiento individual y que vienen de las matrices que consolidaron la concentración de riquezas en pocas manos.Los muertos sociales del macrismo, los macriados.En dos años de gobierno, 113 personas que ya no están en las calles.Ausencias que dejan marcas.Las marcas de una política de exclusión.Los marcados por la administración del señor Mauricio.Los macriados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada