viernes, 29 de julio de 2011

SI NO HUBIERA ESTADO EL ESTADO



Un informe conjunto de la Cepal y la OIT resalta el papel de las políticas de intervención frente a la crisis, que lograron atenuar el impacto negativo sobre el empleo. Recomienda mantenerlas para un crecimiento más sostenible.
LAS POLITICAS PUBLICAS SALVARON A LATINOAMERICA DEL DESEMPLEO MASIVO


Con matices, y no siempre como resultado de una estrategia política delineada y preestablecida, el conjunto de la región de América latina y el Caribe logró superar la crisis externa de 2008/2009 con un descenso en el nivel de desempleo, resultado de políticas contracíclicas aplicadas a nivel de cada país. “En esta crisis se registró mayor preocupación por sostener el empleo y los ingresos de las personas; las medidas adoptadas fueron el vehículo para que el gasto fiscal llegara en mayor medida a las personas, reflejando una preocupación por la igualdad”, destacó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, organismo que junto a la OIT presentó ayer el informe Coyuntura laboral en América latina y el Caribe.

En las conclusiones del informe de la OIT y la Cepal, queda claro que las políticas que transgredieron las recetas neoliberales, dominantes en la región durante las décadas anteriores, fueron las que permitieron superar la instancia de la crisis sin sacrificios para la población ni cargar el peso sobre las espaldas de los sectores más vulnerables. “Las políticas aplicadas implicaron una expansión del gasto fiscal durante la crisis, incluyeron medidas como la inversión en infraestructura, planes de empleo de emergencia, estímulo a las empresas o programas sociales, entre otras”, repasaron ayer Alicia Bárcena y Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT.

Las responsables de presentar el informe en Buenos Aires advirtieron que, por la baja disponibilidad de recursos fiscales, no todos los países estuvieron en condición de aplicar políticas contracíclicas fuertes. “En otros casos, se aplicaron medidas más como una reacción a una situación particular que como consecuencia de una estrategia claramente delineada y establecida”, señalaron.

Los resultados para el conjunto de la región, América latina y el Caribe, reflejan que mientras la tasa de desempleo urbano se manifestó en ascenso hasta 2002/2003, alcanzando un índice promedio del 11,2 por ciento, empezó a evidenciar un descenso paulatino que la llevó al 7,3 por ciento en 2008. El impacto de la crisis interrumpió este proceso de significativa mejora laboral en la región, elevando la tasa de desempleo promedio al 8,1 por ciento en 2009. “Los mercados laborales se ajustaron al menor dinamismo económico causado por la crisis económico-financiera internacional”, refiere el informe. “Sin embargo, el impacto de la crisis en los mercados laborales de la región fue menor del previsto al ser más breve que lo que se temía”, agrega. En 2010 ya se observó un repunte, volviendo el desempleo al 7,3 por ciento (tasa similar a la de 2008), previéndose para el corriente año que se reduzca a un índice en una franja entre 6,7 y 7 por ciento.

Una de las enseñanzas más valiosas de la crisis es la importancia demostrada por las políticas contracíclicas, “no sólo para atenuar la caída en los períodos de crisis, sino también para sentar las bases de un crecimiento más sostenible”, subraya el informe Cepal-OIT. Es decir, advierte sobre el riesgo de dejar actuar libremente a las fuerzas de mercado para restablecer el equilibrio en algún momento futuro, ignorando las consecuencias sociales de dejar correr la crisis.

En este sentido, la experiencia argentina ha sido relevante no sólo por los resultados sino por los debates abiertos en el transcurso de la crisis, a favor y en contra de los instrumentos de política económica utilizados. Las medidas de acción directa, como el aumento de las transferencias sociales (movilidad jubilatoria y Asignación Universal por Hijo), el subsidio al mantenimiento del empleo (Repo) o el subsidio a los préstamos para compra de artículos del hogar, tuvieron un impacto importante en el sostenimiento del nivel de actividad y el empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada