martes, 23 de agosto de 2011

"PUNTEROS RADICALES PROMETIERON PLATA"



La dirigente social de la Tupac Amaru Milagro Sala, está recorriendo los asentamientos en la provincia de Jujuy. Dice que “las casas son una verdadera necesidad” y que la redistribución de tierras sería “el paso principal”. Asegura que hay tomas “organizadas” por el radicalismo local.

Por Ailín Bullentini


Después del violento intento de desalojo de las familias que, en reclamo por viviendas, habían tomado unas 15 hectáreas del Ingenio Ledesma, y de las cuatro muertes que dejó el operativo, la titular de la organización social Tupac Amaru, Milagro Sala, comenzó a recorrer las tomas que se multiplicaron en Jujuy, lo que le valió acusaciones, sobre todo del radicalismo. “No estamos solos. Somos muchos integrantes de diferentes organizaciones sociales, sindicatos, juntas vecinales y hasta gente de grupos católicos los que estamos charlando con los vecinos que tienen necesidades”, dijo Sala a Página/12. También denunció que algunas tomas fueron “organizadas” por la UCR provincial, aunque remarcó que el déficit habitacional es uno de los problemas “más urgentes” de la provincia, para cuya solución la redistribución de tierras es “el paso principal”.
–¿Cuál es el trabajo que está realizando en los asentamientos?
–Somos muchos lo que estamos recorriendo desde el jueves pasado las diferentes tomas que se fueron dando en la provincia, charlando con la gente y comprendiendo sus necesidades con el objetivo principal de ponerle un fin al incentivo de la lucha de pobres contra pobres. No queremos que haya más represión; no queremos un manifestante más, un vecino más, un efectivo de la policía más herido ni muerto. La falta de vivienda no es un problema nuevo en Jujuy. Con estas visitas, nos ponemos al lado de la gente y escuchamos sus necesidades. Visitamos 46 asentamientos hasta hoy (por ayer), que fueron levantados bajo el pedido de los vecinos de que el gobierno les dé una señal de solución concreta en 15 días como máximo. Falta mucho, pero hay que seguir trabajando para que el gobierno de la provincia comience a dar respuesta a los que realmente necesitan una vivienda.
–¿Qué ocurrirá si no aparece la solución en ese plazo?
–En cada toma se acordó volver a reunirse en asamblea pasados esos 15 días para decidir cómo se sigue. Si no aparece la solución, tiraremos de las cuerdas hasta lo último que nos dé para que aparezca.
–¿Considera que las protestas por el déficit habitacional se convirtieron en un método de presión política?
–De los asentamientos que visitamos, algunos estaban organizados por sectores radicales únicamente para crear incertidumbre y caos. Los mismos compañeros que estaban en los terrenos nos contaron que punteros radicales, ordenados por su jefe (el senador jujeño Gerardo) Morales, les habían prometido plata por estar ahí. Juegan con las necesidades de los que menos tienen. Sería bueno que Morales, en vez de criticar el trabajo de los demás, salga a los barrios y se ocupe de los jujeños.
–¿Cómo se soluciona el conflicto?
–La redistribución de tierras es lo más importante. Hay muchísima gente que no tiene absolutamente nada. Tres, cuatro familias que viven amontonadas en una casa pequeña; a las familias pobres o con pocos recursos les cuesta mucho acceder a un alquiler barato porque los propietarios o administradores de inquilinatos no aceptan niños. La toma de Libertador General San Martín fue la gota que rebasó el vaso. Nosotros veníamos diciendo hace mucho que existe esa enorme necesidad de casas entre los jujeños.
–El programa “Un lote a cada familia que lo necesite”, creado por el Ejecutivo provincial, parecía apuntar en ese sentido, pero la oposición se negó a tratarlo en la Legislatura.
–Si la oposición no quiso entrar a la Cámara de Diputados para debatir el plan, pues serán ellos quienes deberán explicarles a los habitantes que necesitan una casa por qué no quisieron ayudarlos.
–La vivienda es uno de los pilares del trabajo de la Tupac Amaru, ¿qué puede aportar a la solución de los reclamos habitacionales?
–No estamos trabajando aquí desde la organización, sino como jujeños. Hay que sacarse la camiseta de cada organización, de cada partido, y ponerse la de Jujuy. Las casas son una verdadera necesidad aquí.
//

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada