viernes, 1 de enero de 2010

EL PAPA PIDIÓ ALIVIAR LA SITUACIÓN DE LOS MÁS POBRES


Joseph Ratzinger, pontífice de la iglesia católica, brindó un mensaje para el 2010 desde la basílica de San Pedro y afirmó que la "crisis económica" aún no ha finalizado.


Solicitó acciones y solidaridad "para aliviar las dificultades de los más desfavorecidos".
Está previsto que el primer día del año Ratzinger celebre una ceremonia religiosa conocida como "misa" por el Día Mundial de la Paz.


"Aún hoy muchas familias sufren la crisis económica y el desempleo", afirmó el jerarca católico, y pidió para 2010 acciones y solidaridad "para aliviar sus dificultades", sin especificar cuáles deberían ser, desde su criterio, concretamente esas acciones.


Algunos expertos en pensamiento papal se apuraron a considerar que Ratzinger podría haberse referido subrepticiamente a una distribución más equitativa de la riqueza y que los más beneficiados por el sistema capitalista entreguen generosa y solidariamente un pequeño porcentaje de sus enormes recursos económicos para paliar las necesidades de los más desfavorecidos e indigentes.


"Después de todo es lo que dice el Evangelio" (libro sagrado de los católicos), opinaron entusiasmados los expertos.
"Pero claro, son meras suposiciones, jamás sabremos lo que quiso decir Su Eminencia", redondearon un poco decepcionados.


El jerarca católico de origen alemán, cuya humildad, sobriedad y sencillez en el vestir, lejos de cualquier extravagante ostentación es reconocida por todo el mundo, prefirió no aclarar dudas ni realizar ninguna precisión al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada