miércoles, 28 de abril de 2010

BRIGADAS ANTIMOTINES DE LA POLICÍA REPRIMIERON MASIVA MOVILIZACIÓN ESTUDIANTIL EN BOGOTÁ


La justicia investiga si hubo exceso de fuerza por parte de la policía contra los estudiantes. Con esta manifestación, los jóvenes exigían al gobierno distrital respuesta sobre la construcción de la nueva sede del Colegio Panamericano de Bogotá, tras ser demolido para darle paso a la tercera fase del sistema Transmilenio. Al menos 13 menores de edad fueron detenidos, hubo además algunos lesionados, tanto estudiantes como periodistas que cubrían la protesta.


Alrededor de tres mil estudiantes participaron de una protesta, que bloqueó durante varias horas algunas estaciones del Transporte Público Transmilenio. Los manifestantes protestaban por la falta de respuesta sobre la construcción de la nueva sede del Colegio Panamericano de Bogotá.

De acuerdo al portal pacocol.org los estudiantes junto a sus padres exigían al gobierno distrital les defina las nuevas instalaciones de su plantel educativo, al quedarse sin edificio, tras ser derribado en calle 26 para permitir la construcción de la fase 3 del sistema Transmilenio.

Además, los jóvenes reclamaban tarifas preferenciales y mejoras del servicio en el transporte público capitalino para estudiantes, personas de la tercera edad y discapacitados.

De acuerdo a testimonios de los jóvenes protestantes, ellos habían alcanzado un acuerdo con la Defensoría del Pueblo, la Secretaría de Educación y del Departamento de Bienestar Familiar para negociar en otro lugar. Minutos después llegó el personal de las Brigadas Antimotines de la Policía (BAP) y emprendieron un duro desalojo de los estudiantes con tanquetas de agua.

El resultado de este exceso de fuerza policial acabó con 13 menores de edad detenidos y algunos lesionados. Entre los golpeados y heridos por agentes de las BAP de la policía aparecen tres estudiantes y tres adultos, entre los cuales están los periodistas Leonardo Sierra de Caracol Radio y Juan Pablo Murcia de la radio La FM.

Por este hecho, Tribunales de Cundinamarca y el Departamento Policial de Bogotá iniciaron este martes una investigación para comprobar si hubo o no exceso de fuerza por parte de los uniformados contra los estudiantes. Mediante un comunicado la Policía Metropolitana informó que se "ha dado inicio a una investigación disciplinaria y penal para esclarecer los hechos registrados en el día 26 de abril".

El proceso judicial se inició luego que padres de los estudiantes y ciudadanos que presenciaron el desalojo denunciaron la fuerte agresión policial contra los menores manifestantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada