viernes, 28 de junio de 2013

UN NUEVO VIVA LA PEPA

Inédito crecimiento de la oferta de Drogas Psicoactivas. El informe mundial 2013 de Naciones Unidas manifiesta su preocupación por el aumento en la cantidad de sustancias de diseño. El consumo de drogas tradicionales se estabilizó.
 

Comparta esta nota con un amigo

E-Mail de su amigo
Su nombre
Su E-Mail
 
Mientras el consumo global de drogas tradicionales se estabilizó, existe una “proliferación inédita de nuevas sustancias sintéticas que se venden como drogas legales”, advierte el Informe Mundial 2013 sobre las Drogas, publicado ayer por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd). El organismo manifestó su preocupación por el aumento en casi un 50 por ciento en la cantidad de esas “nuevas sustancias psicoactivas” (NSP) o de diseño, en dos años y medio.
“Actualmente son las nuevas sustancias psicoactivas las que plantean desafíos”, sostiene la Onudd en su informe anual presentado en Viena en el marco del Día Internacional de la lucha contra las Drogas. “Vendidas como ‘euforizantes legales’ y ‘drogas de síntesis’, las NSP proliferan a un ritmo sin precedentes y plantean desafíos inéditos de salud pública”, afirma la organización.
Entre finales de 2009 y mediados de 2012, el número de sustancias psicoactivas en circulación pasó de 166 a 251, superando por primera vez la cifra de sustancias bajo control internacional (234), estima el informe de la Onudd. En Europa, el 75 por ciento de su consumo se concentra en cinco grandes países: el Reino Unido, seguido de Polonia, Francia, Alemania y España.
Potencialmente mucho más peligrosas que las drogas tradicionales, las NSP pueden inducir al error a jóvenes consumidores, “haciéndoles creer que se entregan a un placer sin riesgos”, añade el informe de la ONU. Sus efectos nefastos y su potencial de adicción, agrega, siguen siendo por el momento poco conocidos, mientras que los criminales se aprovecharon de las debilidades de la aplicación de la ley para cerrar de esa manera un mercado muy lucrativo.
El consumo de las NSP está en suba en la Unión Europea (5 por ciento de los jóvenes de 18 a 24 años ya las consumieron), mientras que en los últimos años el consumo de marihuana bajaba y el de las otras drogas seguía estable. En Estados Unidos, las NSP son las drogas más consumidas entre los estudiantes. También están presentes en Asia y Africa.
Más de 60 por ciento de los países mencionados en el informe de 2013 de la Onudd indicaron que “el uso desviado de sedativos y tranquilizantes” forma parte de los tres tipos de sustancias más consumidas.
A nivel mundial, la cannabis sigue siendo la droga ilegal más utilizada, con 180 millones de consumidores, lo que equivale al 3,9 por ciento de la población.
La cocaína, en tanto, es consumida por entre 13,9 y 20,7 millones de personas. En todo el planeta la ONU calcula que en 2011 se produjeron entre 776 y 1051 toneladas de esta sustancia, una cifra que permanece estable frente a años anteriores. La demanda ha declinado de forma significativa en Estados Unidos y se ha estabilizado en Europa, pero ha aumentado en América del Sur y puede crecer en Asia y Africa, donde se concentra la mayoría de la población mundial.
En cuanto al narcotráfico, “Africa parece ganar importancia como itinerario del tráfico marítimo”. Según la Onudd, un recorrido cada vez más utilizado para alimentar los mercados de consumo parte del sur de Afganistán para llegar hasta los puertos de Irán o Pakistán, de ahí alcanzar Africa del Este o del Oeste y finalmente satisfacer la demanda de los mercados europeos y americanos.
El documento revela además que:
- Un máximo de 315 millones de personas, el 6,9 por ciento de la población mundial de 15 a 64 años, consumieron alguna droga por lo menos una vez en 2011, un incremento del 9 por ciento respecto del año anterior.
- Los “consumidores problemáticos de drogas” se cifran en hasta 39 millones de personas, el 0,9 por ciento de la población adulta mundial.
- Cada año, hasta 247.000 personas mueren en el mundo por los efectos de las drogas sobre la salud, una cifra estable respecto de años anteriores.
- Las drogas derivadas del opio son consumidas por entre 36 y 56 millones de personas. El mayor productor mundial es Afganistán con 154.000 hectáreas en 2012, cuando el año anterior la superficie cultivada fue de 131.000 hectáreas. Sin embargo, la producción mundial de opio se redujo casi un 30 por ciento.
- Los estimulantes de tipo anfetamínico son consumidos por entre 14 y 53 millones de personas. México superó en 2011 a Estados Unidos como el país donde más sustancias de esta clase se incautó en el mundo, con 31 toneladas.
 
Fuente: Pagina/12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada