sábado, 18 de septiembre de 2010

AQUEL HOMBRE ALLÁ DICE...


Aquel hombre allá dice
que una mujer necesita que la ayuden a subir a los carruajes
y que la levanten por encima de las zanjas
y que le den en todos lados los mejores lugares.
A mí nunca nadie me ayudó a subir a los carruajes
ni a saltar las zanjas
ni me dio el mejor lugar...
¿Y no soy mujer?
¡Mírame!
¡Mira mi brazo!
He arado y he plantado
y recogido el trigo en los graneros
y ningún hombre me podía ganar...
¿Y no soy mujer?
Podía trabajar y comer
tanto como un hombre
-si es que había comida -
y aguantar los golpes del látigo tan bien como ellos,
¿y no soy mujer?
He parido trece hijos
y los he visto a casi todos
vendidos como esclavos
Y cuando lloré con la tristeza de una madre,
nadie me escuchó salvo Jesús...
¿Y no soy mujer?
Este hombrecito vestido de oscuro
dice que una mujer no puede tener
tantos derechos como un hombre
porque Cristo no fue mujer.
¿De dónde vino tu Cristo?
¡De Dios y de una mujer!
¡El hombre no tuvo nada que ver con Él!
Si la primera mujer que hizo Dios
fue tan fuerte que ella sola pudo poner el mundo al revés,
entonces todas juntas las mujeres
deberían poder enderezarlo otra vez.

Sojourne Truth,
afro-norteamericana , ex esclava , Ohio (Estados Unidos) en 1852


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada