martes, 7 de septiembre de 2010

MARYLIN FUE ELEGIDA LA MEJOR RUBIA DE TODOS LOS TIEMPOS


Por Marcelo Bellucci






En cine, las rubias siempre fueron las preferidas del público. Para profundizar en este favoritismo, una encuesta realizada por One Poll, a pedido de la firma estadounidense de tinturas para el cabello Clairol, buscó determinar cuáles son las grandes rubias de todos los tiempos.


Lo que reflejó este estudio –del que participaron unas 3 mil personas de ambos sexos– es que Marilyn Monroe sigue siendo la rubia por excelencia. La blonda que triunfó en Una Eva y dos Adanes (1959), se convirtió en un icono del cine clásico después de su trágica muerte en el año 1962.


Un directivo de Clairol sostuvo que “Marilyn fue conocida por su envidiable pelo rubio. Pero es sorprendente pensar que incluso ahora, casi medio siglo después de su muerte, sigue pasando por encima de las rubias de moda.” El segundo puesto fue para Grace Kelly, actriz fetiche del director Alfred Hitchcock. Le sigue Brigitte Bardot. Y luego Cameron Diaz, primera de la nueva generación. En el quinto puesto, la presentadora británica Holly Willoughby, quien por fama ni carisma está a la altura de las demás elegidas.


Los puestos sucesivos los ocupan, en orden de clasificación: Joanna Lumley, Scarlett Johansson, Stevie Nicks, Olivia Newton-John, Debbie Harry, Madonna, Doris Day, Goldie Hawn, Gwen Stefani, Denise y Van Outen.


Sobre el encandilamiento que provocan las rubias, Mario Malaurie, director de Escuela Psicoanalítica de Psicología social explica “esto provino de una avanzada cultural impuesta por la filmografía estadounidense de posguerra, instalando un modelo estético que asocia aspectos raciales a valores morales. No ha dejado de ser una moda de esas que compramos masivamente, como las corrientes de pensamiento o la indumentaria. Y pese a que comenzó a gravitar el modelo latino por su sensualidad, seguimos asistiendo a un aluvión publicitario donde blondos actores, pero sobre todo niños nórdicos, de ojos claros, conectan ‘blasones raciales’ a las cualidades del producto marketinado”.






Marilyn Monroe se consagró a fines de los 50.






Grace Kelly saltó a la fama con “A la hora señalada”.






Brigitte Bardot brilló en “Y Dios creó a la mujer”.






Cameron Diaz, la primera de la nueva generación.







Las blondas de Hollywood



Siempre existió el mito de que las rubias se perciban como más simpáticas pero menos inteligentes. Lorena Vie, diseñadora de modas y profesora de la Escuela Argentina de Modas indica que “antes de los años 30, la única referencia era Mae West, una actriz de vodevil que triunfó como comediante. La primer mujer del cine mudo en cautivar con su pelo fue Marlene Dietrich, que al igual que Charlize Theron representa a la rubia fuerte. Lo cierto es que en la historia del séptimo arte hubo rubias con personalidad, como Madonna o Lauren Bacall y están las aniñadas: Brigitte Bardot o Paris Hilton”.


El pelo rubio llama la atención por estar relacionado con lo erótico. “En los 50 había tres estereotipos femeninos de rubia: Grace Kelly personificó el sueño de la princesa; Doris Day es el modelo del ama de casa sonriente y Marilyn Monroe, que tiene la apariencia de mujer rebelde, nunca fue aceptada por la mujer,” afirma Vie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada