domingo, 9 de enero de 2011

"EL CONFLICTO DE FONDO CON LOS QOM, QUE ES TERRITORIAL, NO FUE RESUELTO"




Una antropóloga da precisiones sobre el reclamo de la comunidad asentada en Formosa, cuyos inicios se remontan a 1939. Y advierte que sólo una decisión de alto nivel político podría resolver la cuestión central de la problemática.

La comunidad qom La Primavera cobró notoriedad pública por la represión y desalojo que sufrió el 23 de noviembre de 2010. La difícil situación que se generó hacia fines de diciembre cuando su líder Félix Díaz junto a otros indígenas iniciaron una huelga de hambre por la falta de diálogo con las autoridades nacionales, fue superada gracias al presidente del INADI Claudio Morgado, quien logró que diversos ministerios de la Nación se comprometieran a realizar acciones concretas en la comunidad.
Ese acuerdo permitió superar la crítica situación y reducir la enorme brecha que existe entre la comunidad y resto de la ciudadanía a través de la provisión de agua, atención sanitaria, programas sociales, documentos de identidad y garantías de seguridad. Sin embargo, el compromiso firmado nos debe interpelar como sociedad por haber evidenciado la desigualdad social existente. De hecho, la provincia de Formosa encabeza los índices más crueles del país: la tasa de mortalidad infantil es del 20,5 por cada mil, la de mortalidad materna es del 15 por mil, hay 740 habitantes por médico y un 66% de la población no cuenta con cobertura social. Si a dichas cifras se le agrega la discriminación estructural que padecen las comunidades indígenas en la provincia, se comprenderá la importancia del acuerdo firmado.
No obstante, al no haber avanzado en la resolución de la problemática territorial, el conflicto de fondo continúa. Presentaré a continuación una breve descripción de dicha problemática. A partir del arribo en 1932 del misionero inglés Church a la zona de la Laguna Blanca, las bandas qom que históricamente habitaban y recorrían la zona hasta las márgenes del Río Pilcomayo comenzaron un proceso de sedentarización alrededor de la misión evangélica. En 1939 el cacique de la comunidad, Trifón Sanabria, emprendió un largo viaje hacia Buenos Aires para solicitar se le reconocieran las tierras que ocupaban ancestralmente. Como respuesta a dicho viaje, en 1940, a través de un decreto del Poder Ejecutivo Nacional se reservaron 5000 hectáreas para ser ocupadas por los componentes de la Tribu del cacique Sanabria.

CONFLICTO TERRITORIAL CON LA PROVINCIA. En 1939, Rosario Celia presentó ante la Dirección General de Tierras del Ministerio de Agricultura de la Nación una solicitud de arrendamiento para realizar actividades ganaderas. No se cuenta con la documentación que confirma la aceptación de dicha solicitud. Las tierras que ocupa la familia Celia se encuentran no sólo en el territorio ancestral de La Primavera sino dentro de las tierras reservadas para los qom a través del decreto nacional. En 1978, el gobierno militar desalojó a todos los criollos que vivían dentro de la comunidad con la excepción de la familia Celia. Para evitar el desalojo de dicha familia, la provincia simuló compensar a la comunidad con una fracción de tierra cuya jurisdicción es nacional dado que se encuentra dentro del Parque Nacional Río Pilcomayo. En 1985, la provincia transfirió a la comunidad la propiedad comunitaria de 5187 hectáreas, excluyendo el territorio ocupado por los Celia e incluyendo la fracción “compensada” de jurisdicción nacional. Fue así como se generó una superposición de mensuras entre la provincia y la Nación que nunca fue resuelta, afectando hasta el día de hoy a la comunidad La Primavera.
A través del Instituto Provincial de Colonización y Tierras Fiscales de Formosa, en 2007 la provincia dividió las 2042 hectáreas ocupadas por los Celia entre sus descendientes y se otorgó una fracción de las mismas, 609 hectáreas, para la creación de la sede de una facultad. La Primavera reclama un total de 1356 hectáreas que actualmente se encuentran en manos de dicha familia y de la provincia.

CONFLICTO TERRITORIAL CON LA NACIÓN. En 1951 se creó el Parque Nacional Río Pilcomayo mediante la Ley 14.073 sobre el territorio ancestral de los qom de La Primavera. La comunidad reclama a la Administración de Parques que desafecte del parque la mitad de la Laguna Blanca reservada por el decreto nacional de 1940, la fracción de tierra “compensada” por la provincia que se encuentra incluida en su título comunitario y la superficie que se extiende hasta el Río Pilcomayo.
Los reclamos de la comunidad se fundamentan en la normativa vigente en materia de derechos indígenas, tanto en el plano nacional (artículo 75, inciso 17 de la Constitución Nacional y Ley Nº 26.160/26.554), como en el plano internacional (Convenio 169 de la OIT y Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de Pueblos Indígenas).
Considerando el valor que posee el territorio para los pueblos indígenas y la inquebrantable convicción y el conocimiento de dicha normativa que posee el líder Félix Díaz, hasta que no surja la decisión política de analizar y resolver el conflicto de fondo la problemática territorial de la comunidad La Primavera continuará. <






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada