domingo, 9 de enero de 2011

EL LARGO DE LOS DEDOS INDICARÍA RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA


Si el dedo índice es más largo que el anular, habría menos chances de padecerlo.


Los hombres con dedos índices largos pueden tener menos posibilidades de desarrollar cáncer de próstata, según datos de un estudio de científicos británicos divulgado ayer en una revista especializada. Los resultados del estudio pueden ser utilizados para ayudar a elegir quiénes deben someterse a análisis regulares para detectar la posibilidad del cáncer de próstata. La investigación fue desarrollada por científicos de la universidad británica de Warwick y del Instituto para la Investigación del Cáncer, y publicado por el British Journal of Cancer . Los científicos encontraron que los hombres cuyos dedos índices son más largos que los anulares tiene un tercio menos de posibilidades de desarrollar la enfermedad que los hombres con las proporciones opuestas. Hasta ahora, otros estudios científicos habían vinculado el largo de los dedos con la agresividad, la fertilidad o la habilidad para los deportes.


“El largo relativo del dedo podría ser utilizado como un test simple para el riesgo de cáncer de próstata, particularmente en hombres menores de 60 años” , dijo Ros Eles, una de las investigadores que participó en el estudio.


Eles dijo que el hallazgo, que los científicos creen puede estar relacionado con los niveles de la hormona masculina testosterona, podrá ser usado en combinación con otros factores como historia familiar y análisis genéticos para seleccionar a los hombres en riesgo para la detección.


Existe una controversia en torno de la detección del cáncer de próstata porque el test PSA suele no diferenciar entre hombres con cáncer agresivo y aquellos que nunca tendrían síntomas o necesitarían tratamiento pese a tener un tumor. El año pasado, un estudio en Estados Unidos encontró que la detección rutinaria del cáncer de próstata había identificado a más de un millón de hombres con tumores que no les habían generado aún la enfermedad. En el estudio británico se explica que el largo relativo del los dedos índice y anular se determina antes del nacimiento por los niveles de hormonas sexuales a las que el feto está expuesto en el útero. Los científicos sostienen que estar expuesto a menos testosterona antes del nacimiento ayuda a los hombres a prevenir el cáncer de próstata más tarde. Se cree que el fenómeno se produce porque genes conocidos como hoxa y hoxd controlan el largo de los dedos y el desarrollo de los órganos sexuales. “Nuestro estudio indica que son los niveles hormonales a los que los niños están expuestos en el útero los que tienen efecto décadas después”, dijo Ken Muir, de la Universidad de Warwick, que también participó en la investigación.


El de próstata es el segundo tipo de cáncer más común en hombres, después del de pulmón, y mata unos 254.000 hombres en el mundo cada año.


Los investigadores estudiaron a más de 1.500 pacientes de cáncer de próstata en tres hospitales británicos entre 1994 y 2009, y los compararon con 3.000 hombres sanos. El patrón más común fue hallado en más de la mitad de los hombres, y fue que tenían el dedo índice más corto que el anular.


Los hombres cuyos dedos índice y anular tenían la misma extensión –el 19 % de los pacientes estudiados– tenían un mismo riesgo de cáncer, pero aquellos cuyos índices eran más largos tenían un 33 por ciento menos de probabilidad de desarrollar la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada