martes, 25 de enero de 2011

PITO DE DÍA, LALESKA DE NOCHE


Un árbitro brasileño confesó que por las noches se viste de travesti y sale a bailar. Los jugadores, conocedores ya de su doble vida, le dicen Señora. “Nadie me discrimina”, dice.


La historia es ideal para el verano porque con tantas novelas de pases dando vueltas, lo de este árbitro brasileño, que está más para un Soñando por Bailar que para ponerse los cortos e impartir justicia en los partidos. Se llama Valerio Fernandes Gama, tiene 32 años y es uno de los representantes arbitrales de la liga oeste del país vecino.


“Mi nombre de mujer es Laleska, sólo de noche, cuando salgo a bailar en mi ciudad, Beberibe”, declaró el/la referí en el diario Folha de Sao Paulo. “De todos los árbitros de Caerá soy el único homosexual, pero nadie nunca me dijo nada, me respetan como si fuera una mujer. En el fútbol nunca sufrí discriminación o prejuicios”, agregó.


Contó que su doble vida era secreta hasta que los jugadores de un equipo la reconocieron en un boliche, en su rol de travesti. "Es gracioso porque cuando los futbolistas saben quién soy nunca me gritan, como a los otros, (a los que les dicen) "maricón", "puto", sino que apenas me dicen "ladrón" cuando cobro algo que no les gusta", detalló el árbitro y confesó que por su apariencia afeminada, le dicen Señora.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada