jueves, 6 de enero de 2011

LA VILLA PONE LA TAPA


La revista, La Garganta Poderosa, es enteramente producida por chicos de varias villas porteñas. En su primer número entrevistaron a Riquelme, en la nota de tapa, y a Serrat.


Por Carlos Rodríguez

“Lo entrevistamos a Román porque su idea siempre es jugar en equipo. Acá en las villas, para hacer algo, tenemos que jugar en equipo.” Cristian “el Chino” Romero (14) le explicó a Página/12 por qué eligieron a Juan Román Riquelme para que fuera el entrevistado “de tapa” de la revista La Garganta Poderosa, realizada por un grupo de chicos de distintas villas porteñas. El lanzamiento del primer número se hizo este domingo en el barrio Zavaleta de Barracas, bajo la invocación de Rodolfo Walsh, el Che Guevara, Carlos Mugica, Julio Cortázar y el atleta desaparecido Miguel Sánchez, entre otras figuras que en el staff de la publicación figuran como “colaboradores”, porque los pibes “los tenemos como referentes cuando escribimos y cuando pensamos”, explicó el Chino. En el número 1 de La Garganta... hay una entrevista a Joan Manuel Serrat y a un montón de vecinos de los barrios que hablan de sus sueños y sus preocupaciones.


“Les deseo, queridos, lo mejor. Que sean ustedes capaces de escuchar. Y ser escuchados. Que digan y escriban palabras querientes. Y sean queridos. Y que no se tomen en serio nada que no los haga reír.” Con estas palabras, el escritor uruguayo Eduardo Galeano saludó la salida de la revista. También llegaron adhesiones de Dolores y Paula Santoro, esposa e hija de Roberto Santoro, el poeta y periodista desaparecido durante la dictadura militar, que también es recordado por los chicos.


“El temor se basa en la incomunicación”, dice una de las frases escritas en las paredes cercanas a la sala de redacción de La Garganta..., en la calle Ernesto Che Guevara, tira 6, casa 85 Bis, del barrio Zavaleta. La revista es realizada por una cooperativa de vecinos de los barrios Zavaleta, Rodrigo Bueno, 21-24 de Barracas, 31 Bis de Retiro y Fátima de Soldati, coordinados por la ONG La Poderosa, con filiales en el interior del país y en otras ciudades de América latina. Los fondos se obtuvieron mediante donaciones, festivales y torneos de fútbol.


El primer número tiene una tirada de tres mil ejemplares, pero aspiran a llegar a diez mil. En las páginas de La Garganta... no hay publicidad paga. Sólo se pueden publicar avisos de algunos negocios de vecinos. Por ahora, la venta será mano en mano “a un precio solidario”. Se podrá conseguir en dos kioscos de la Capital Federal: en Lavalle 790 y en el que está en la esquina de Salguero y Las Heras. Los redactores de la revista son Claudio Miguel Savanz, Ayelén Toledo, Kathy Benítez, Oscar Cristaldo, Chino Romero, Dada, Paola Vallejos y William Cartagena Farfán. Las fotografías son de Jorge López, Hernán Segovia y Alejandro Sebastián Castillo y las ilustraciones de Fabio Corro, de 17 años, quien vivió solo, en la calle, desde los 10. Ahora está en un hogar donde lo tratan “muy bien”.


En la entrevista, Riquelme habla, sobre todo, de su barrio, sus amigos y su familia, aunque también opina sobre los pedidos para bajar la edad de imputabilidad a los menores. “A veces los chicos cometen delitos por no estar en su mejor momento y yo creo que a un chiquito de trece, catorce años, no se lo puede meter en la cárcel. Más bien tendríamos que colaborar para que mejore y se ponga bien.” También se mostró preocupado por el consumo de droga entre los jóvenes, pero cuestionó que sólo se hable de los que viven en las villas. Consideró que “siempre se ataca al más débil” cuando “la droga está en el deporte, en los actores, en todos lados”.


En la entrevista a Serrat, el catalán sorprende al afirmar que “si alguien subestima la cumbia, está ciego”. El cantante, consultado sobre ese género musical, sostuvo: “Que se denigre la cumbia da la pauta de que muchos desprecian lo que ignoran”. Paola Vallejos (27), que participó del reportaje, se mostró contenta por eso, pero aclaró que su sueño es “entrevistar a León Gieco”. En el número 1 hay notas interesantes a personajes de los barrios, como Sara, una mujer que resume la historia de la 31 Bis, o Noemí y Olga, la mamá de una de las redactoras, que cuentan cómo les robaron a sus hijos, a una en dictadura y a otra en democracia.


“Lo que queremos es que nos lean y se enteren de la verdad de lo que pasa en nuestros barrios”, afirmó Ayelén Toledo. La fiesta del domingo contó con el aporte de Los Guitarreros de Zavaleta, un grupo formado por chicos que se dieron el gusto de tocar en presencia de Serrat, durante la entrevista que se hizo en el Gran Rex.



Serrat: “Al denigrar la cumbia muchos desprecian lo que ignoran”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada