lunes, 24 de enero de 2011

LA ARGENTINA ES EL 7º PAÍS EN DEMANDA DE CIRUGÍAS ESTÉTICAS


Encabeza la región latinoamericana con 132 mil procedimientos quirúrgicos al año y otros 165 mil tratamientos no invasivos. El bótox marcha al frente de las preferencias. Los implantes mamarios superan a las liposucciones.

Según recientes estadísticas de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (Isaps, por sus siglas en inglés), la Argentina sigue siendo un pilar en el rubro y, con 132.486 procedimientos quirúrgicos en 2009, es el país de Latinoamérica donde se realizan más cirugías estéticas, si se tiene en cuenta la población total. Además, se confirma la arrolladora tendencia de los procedimientos no invasivos, que treparon a 165.326, y entre ellos, la inyección de tóxinas o neuromoduladores (botox), que representó casi el 20% del total. Teniendo en cuenta ambos procedimientos, en el país se realizan 815 intervenciones estéticas al día.


El informe de la Isap sitúa a la Argentina en el puesto 13, teniendo en cuenta los números absolutos de procedimientos, quirúrgicos y no quirúrgicos. Aunque asciende al séptimo lugar del ránking mundial al comparar esas cifras con la cantidad de habitantes. También el Isap señaló que el país acaricia el top ten respecto del número de profesionales de la cirugía plástica, que representa el 1,7% de los que hay en el mundo, ocupando el puesto 11º entre 91 países.


A contramano de una tendencia internacional donde la liposucción gana terreno frente a las prótesis mamarias, en la Argentina, estas siguen liderando los procedimientos quirúrgicos, con casi 30 mil operaciones al año. Si a ese número se le suman las reducciones y los levantamientos de busto, se alcanzan las 37.872 intervenciones en 2009, es decir, casi un tercio del total.


Después de las prótesis de mamas, lo que más eligen las argentinas a la hora de entrar a un quirófano son las liposucciones (23.689 intervenciones en 2009, un 16,6% del total), la blefaroplastia en párpados (19.036 cirugías, 14%) y las rinoplastias o cirugía de nariz (12.077). En el último lugar del ránking de intervenciones aparecen el rejuvenecimiento vaginal (284), el implante de pómulos (186) y el aumento de nalgas (848).


El liderazgo de la Argentina no es sólo por la voluntad de los locales. También extranjeros convocados por el “turismo médico” engrosan las estadísticas nacionales. Según el Ministerio de Turismo, al país llegan entre 4000 y 5000 personas al año para someterse a operaciones estéticas, alentadas por la buena fama y la reputación de los profesionales de la salud y por un tipo de cambio que permite realizarse un aumento de mamas con sólo 2500 dólares.


Las estadísticas muestran además un avance cada vez mayor de lo que los especialistas llaman procedimientos no invasivos. En ese terreno, el país vive un crecimiento acelerado de las inyecciones de botox o dysport, que treparon a 59.124 al año, duplicando a las prótesis mamarias y casi triplicando las liposucciones. Otro tratamiento que gana terreno es la aplicación de inyecciones de ácido hialurónico, con 48.784 procedimientos en 2009, y la depilación con láser (8696 intervenciones). El tratamiento no invasivo que menos pedidos recibió fue el de las várices.


Otra tendencia que se confirma es la mayor presencia de varones en consultorios estéticos. Según Isap, en la Argentina, 12,8% de las intervenciones quirúrgicas fueron pedidas por hombres. De todos modos, en el mundo, esta cifra alcanza un 15%. Según las estadísticas, las preferencias son implantes de cabello, otoplastias (para deformidades en orejas), rinoplastias, liposucciones e implantes de pómulos. De los procedimientos no invasivos, el lifting facial o la dermoabrasión, que elimina las capas externas de la piel, son las más pedidas. <







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada