lunes, 22 de noviembre de 2010

"APRENDÍ SOBRE MEDICINA Y REALIDAD"


Roberto José Sánchez médico residente español, trabajó un año en Bariloche y volcó su experiencia en un ensayo que circula en las redes sociales, en el que resalta muchos aspectos del sistema de salud argentino, en contra de la típica visión europea.

Vosotros los argentinos la pasáis mejor y cogéis más”, dice, entre otras cosas, Roberto José Sánchez, un médico español de 28 años que trabajó este año como residente en varios barrios de San Carlos de Bariloche.
Son la una de la madrugada en Madrid. Con su mate dulce a mano (“para mantenerme despierto y porque todavía no me he acostumbrado al amargo”), Roberto José Sánchez, especialista en medicina familiar, recuerda su reciente trabajo en la salita del barrio El Frutillar, en las afueras de Bariloche.
Legítimo fibrocemento, una historia de medicina y media de amor es un curioso título para un informe médico. Así lo explicó en una entrevista realizada el viernes pasado en el programa de salud Im-pacientes, de Radio Splendid: “Mi texto circuló primero en sitios web de medicina, en diarios locales de Bariloche y, más tarde, en las redes sociales.” Los argentinos estamos demasiado acostumbrados a denostar a nuestro sistema de salud y a nosotros mismos. Este joven médico español es un poco ajeno a las visiones eurocéntricas.
–¿Por qué tiene ese título el informe?
–Salía con las agentes de salud por los barrios, cubiertos de polvo. Las médicas jóvenes españolas dirían: “Ay, que se me ensucia el pelo” y se taparían con el gorro. Pues en uno de esos paseos vi una cubeta que ponía esas palabras, para expresar el material con que están construidas muchas casas de Barilloche. Legítimo fibrocemento me pareció una síntesis de esa manera que tienen los argentinos de endulzar las palabras, porque describe la precariedad de las viviendas y también el carácter argentino.
–En tu informe se destaca una mirada particular de la salud y de nuestra sociedad.
–Vi una manera de ser peculiar de los argentinos, con una responsabilidad social y política muy importante. He atendido en los barrios periféricos de Bariloche. Allí donde la parte rica de la ciudad y el turismo no brindan ningún beneficio.
–Aquello de que el turismo produce ganancia y desarrollo, pero no redistribución.
–Sí. Bariloche es, como muchas, una ciudad trampa. Respecto de la salud me fui con una grata impresión al comprobar que allí el médico, a diferencia de lo que pasa en España, además de estar involucrado con la atención primaria de sus pacientes, lo está con la salud de su comunidad. Y se trabaja mucho en equipo, con la salud mental, con las escuelas y la Iglesia.
–En tu texto decís que aquí tuviste “un desprendimiento de rutina”. ¿Cómo es eso?
–Alejarse hace ver todo de otro modo. Lo que hice fue no sóloaprender medicina sino realidad e ideas. Abrir la cabeza, ver la mentira en la que vives. Creo que seré mejor médico después de haber conocido la Argentina. Vosotros lo pasáis mejor, tenéis una vida mucho más divertida, y además cogéis mucho más, y no en el sentido español de coger el autobús.
–¿Y la media historia de amor?
–Como los amores imposibles, son los únicos que duran toda la vida. <







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada