martes, 6 de marzo de 2012

EN EL GRAN MERCADO DE MADRID, COMEN LO QUE OTROS TIRAN


Oculto entre dos camiones, Santos Pérez rebusca en una pila de fruta caída en el suelo en una gélida madrugada de invierno. Como él, son muchos los que recuperan alimentos en el gran mercado central de Madrid, una estrategia de subsistencia en una España donde aumenta la pobreza.“Vale la pena buscar aquí porque lo necesitamos”, explica este dominicano de 37 años que varios días por semana viene al alba para elegir lo mejor de la mercancía perdida en el que se presenta como el segundo mayor mercado del mundo. Como casi un millón y medio de familias en un país con un desempleo récord de 21,52%, Pérez y su esposa sobreviven sin ningún trabajo, después de que el estallido de la burbuja inmobiliaria, que desató la crisis en 2008, diese al traste con su puesto de albañil. Sonriente pese a todo, no pierde la esperanza en que el nuevo gobierno conservador de Mariano Rajoy cumpla su promesa de reactivar la economía. “El dijo que iba a haber trabajo, vamos a ver qué pasa. Espero que la situación cambie.”, agrega.Mientras tanto, entre el incesante ajetreo de camiones, los más afectados por la crisis buscan un buen plan. “En mi familia somos muchos, entre mis tías, mis primos, sus hijos, más de veinte”, cuenta Verónica Luna, una boliviana de 25 años que con la ayuda de su madre carga una caja de manzanas algo picadas.“No las hemos comprado, un señor que descargaba un camión nos dijo que escogiésemos las que quisiéramos”, explica. La ayuda no les viene mal: “ En mi casa sólo trabajamos las mujeres ”, dice. Otros tienen menos suerte. Junto a dos africanas que se acercan a buscar en un contenedor de fruta y verdura desechada. Los que rebuscan en MercaMadrid no son todos inmigrantes. Pero los españoles, menos numerosos, no quieren hablar de un problema que también les afecta y no deja de crecer. Según datos oficiales, en 2011 un 21,8% de la población española vivió bajo el umbral de la pobreza. A algunos de ellos se los ve en el mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada