lunes, 17 de mayo de 2010

"LA ESCUELA DEBE CELEBRAR LA SEXUALIDAD"


El Ministerio de Educación nacional presentó una serie de cuadernillos y láminas para que docentes de los niveles inicial, primario y secundario puedan brindar educación sexual. Es la primera vez que se edita oficialmente un material con ese alcance.


Por Mariana Carbajal

El Gobierno dio otro paso fundamental para que la educación sexual integral llegue efectivamente a las aulas en todo el país. Ayer, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, presentó cuadernillos y láminas destinados a docentes de los niveles inicial, primario y secundario con propuestas didácticas para tratar la temática en clase. Los materiales serán enviados a las provincias y deben llegar a todas las escuelas, públicas y privadas, tanto laicas como confesionales. “Si se quedan en un rincón o bajo llave, no estamos contentos”, advirtió Sileoni, en un claro mensaje a los sectores conservadores de la Iglesia Católica, que se resisten a cumplir con la legislación para garantizar que la educación sexual en colegios religiosos se brinde desde una perspectiva de género, con una visión integral, y basada en información veraz y científica, y también hacia algunos gobernadores –del NOA y Cuyo–, donde en la cartera educativa observan que hay obstáculos para incorporar el tema en los programas de enseñanza.


“Los contenidos de la ley no se discuten”, insistió Sileoni, durante el acto que encabezó en el Palacio Sarmiento, y destacó que frente al derecho que tienen los alumnos de recibir educación sexual integral “no puede haber silencio pedagógico”. “La escuela tiene que celebrar la sexualidad”, aunque “sabemos que siempre hay algunos que no quieren hablar de este tema”, agregó. Durante la presentación, estuvieron representantes de los ministerios de Educación de todas las provincias y de organismos internacionales como Unicef y Unfpa, legisladores y legisladoras, y directivos, docentes y alumnos de La Matanza, entre los cuales se testearon los materiales durante el proceso de elaboración. “Es un material excelente. No teníamos material teórico y se enseñaba desde el sentido común. Están muy bien orientados los temas con preguntas, es un material muy rico que permite hablar del tema”, evaluó Estela Bond, vicedirectora del jardín de infantes No 947 de González Catán, donde se probaron las propuestas didácticas para la sala de 5 años, el piso desde el cual se debe enseñar la temática, de acuerdo con la Ley nacional de educación sexual integral, sancionada por el Congreso en 2006.


La amplia convocatoria –el Salón Blanco estaba colmadísimo– fue una muestra de la importancia de la iniciativa gubernamental. “Con estos materiales ningún docente puede decir que no tiene los recursos didácticos para trabajar con los alumnos y las familias”, señaló a Página/12 la subsecretaria de Equidad y Calidad Educativa, Mara Brawer, de la cual depende el Programa Nacional de Educación Sexual Integral. La funcionaria recordó que un relevamiento realizado en 2007 entre docentes reveló que el 95 por ciento reconocía que enseñar educación sexual era parte de su rol, pero un 50 por ciento expresó que no se sentía en condiciones de hacerlo por falta de formación y materiales de apoyo.


Los cuadernillos y las láminas fueron elaborados teniendo en cuenta los Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral, aprobados por todos los ministros de Educación del país en mayo de 2010. Brawer destacó que el miércoles, en la reunión del Consejo Federal de Educación, se comprometieron a entregarlos en sus jurisdicciones. Se distribuirán 300 mil cuadernillos y 200 mil láminas.


“Tenemos tres obsesiones: la prevención del VIH y otras infecciones de trasmisión sexual, la reducción del embarazo entre menores de 18 años y la eliminación del abuso intrafamiliar”, subrayó Sileoni. El ministro destacó que “alentamos el atraso del inicio de las relaciones sexuales y que nadie se sienta presionado” para tenerlas.


Los materiales incluyen diversas actividades agrupadas por ejes temáticos. La prevención del abuso sexual aparece en todos los niveles. Se ofrecen casos o escenas de la realidad para que los alumnos y alumnas puedan reflexionar sobre estereotipos de género e igualdad de oportunidades para varones y mujeres, por ejemplo: en una de las láminas para el nivel inicial se ve a dos nenas, una de ellas en una silla de ruedas, jugando con autitos; en la del primer ciclo de la primaria, a chicas jugando al fútbol y varones saltando a la soga. Los temas varían según el nivel escolar. El respecto por la diversidad, la no discriminación, las distintas formas de familias, el cuidado del cuerpo, la valoración de la afectividad, los derechos de los niños y niñas son algunas de las propuestas para el nivel primario. El embarazo, las infecciones de trasmisión sexual, la violencia y el maltrato, la vulneración de derechos están incluidos en el cuadernillo para el nivel medio. El conocimiento y el cuidado del cuerpo, la intimidad propia y ajena, diversos comportamientos de autoprotección, entre otros, forman parte de las propuestas para trabajar en el jardín de infantes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada