viernes, 28 de mayo de 2010

PLANTARON BANDERA EN EL EVEREST


El equipo integrado por cinco montañistas de un club de Bariloche y dos guías argentinos llegó a la cumbre el sábado 22 a las 22.22 hora argentina. “¡Feliz Bicentenario!”, dijeron, en comunicación radial, antes de clavar la bandera argentina.


“Argentina, ¡feliz Bicentenario, desde la cumbre del Everest!” La frase, expresada a través de una comunicación radial, fue pronunciada por uno de los cinco integrantes de la expedición del Club Andino Bariloche. Con ese saludo, el montañista estaba dando la noticia de que el equipo –integrado además por dos guías argentinos–, que hace dos meses partió a Nepal, había alcanzado la cumbre más alta del mundo: 8848 metros de altitud. De esa manera, se convirtieron en el primer grupo íntegramente argentino en lograr ese objetivo.

Se trata de la Expedición Argentina Everest 2010, integrada por Ramón Chiocconi, Marcelo Deza, Charly Galosi, Alvar Puente y Leonardo Proverbio. Gabriel Albano, colaborador de prensa y sponsor del grupo, informó que en los primeros minutos de ayer recibió la comunicación telefónica desde la base del Everest, donde el grupo barilochense había llamado por radio apenas conquistó la cima.


Albano estaba en Bariloche reunido con 40 personas, entre familiares y amigos de los montañistas, que siguieron las últimas horas del ascenso y junto al director y financista principal de la expedición, Francisco Minieri Saint-Béat. “Este es el resultado de casi dos años de mucho trabajo y planificación. Si nosotros llorábamos y saltábamos, imaginamos cómo lo vivieron ellos allá arriba”, manifestó Albano.


El grupo llegó a la cumbre a las 8.22 del domingo 23, hora de Nepal, (en Argentina eran las 22.22 del sábado). El grupo había arribado en la tarde del sábado al Campo 4 –a 8000 metros de altitud– donde descansaron, aunque sin dormir. A las 22 comenzaron a caminar para vencer el desafío, lo que lograron a la hora mencionada. Entonces enarbolaron la bandera argentina y la del Club Andino Bariloche en la cima más alta del mundo.


Los cinco barilochenses fueron acompañados en el logro por otros dos montañistas argentinos, Damián y Willy Benegas, quienes son guías de grupos internacionales en esa montaña y decidieron sumarse a la expedición para colaborar con ellos.


Albano explicó que realizaron la última etapa “con un clima espectacular”, por lo que pudieron disfrutarlo sin contratiempos. “En la cumbre no se pueden quedar mucho por la falta oxígeno, hay apenas un 30 por ciento del que existe a nivel del mar, y eso es peligroso para el organismo”, explicó.


En un comunicado difundido por los organizadores de la expedición, los andinistas expresaron que el logro significó “otro homenaje a nuestra querida Nación, como una muestra más de unión entre todos los argentinos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada