martes, 16 de julio de 2013

AMIGOS SON LOS AMIGOS

La detención del arquero Pablo Migliore puso en la mira la sintonía entre los violentos y los futbolistas. Al jugador de San Lorezo lo acusan de encubrimiento. Fama y pasión. 
 
Por Carlos Stroker
 
El caso del arquero de San Lorenzo, Pablo Migliore, vuelve a poner sobre el césped la relación entre algunos jugadores de fútbol y las barras bravas. Hoy el número uno del equipo de Juan Antonio Pizzi parece estar pagando un amistad con un par de integrantes de “La 12”, y la acusación que pesa sobre el futbolista no es menor. Fue detenido el domingo 31 de marzo pasado en el Nuevo Gasómetro, ya que, según la Justicia, participó de un encubrimiento agravado en la causa que lleva adelante el juez de instrucción Manuel de Campos, quien investiga la participación de Mauro Martín y Maxi Mazzaro, líderes de la tribuna de Boca Juniors, en una pelea callejera que terminó con la muerte, a golpes, de una persona. Además de Martín, por este hecho se encuentra detenido su cuñado, Gustavo Petrinelli, vecino del hombre fallecido.
Migliore estaba jugando el encuentro ante Newell’s por la séptima fecha del torneo local cuando en el entretiempo apareció la policía con el fin de detenerlo. Al ser arrestado le leyeron un comunicado en el cual lo ponían en autos de encubrir a Mazzaro, quien al cierre de esta edición se encontraba prófugo de la Justicia.

Es sabida la pasión que tiene Migliore por los colores de Boca. Más de una vez estuvo parado en el centro de la popular junto a varios integrantes de la barra, incluso, tras un partido que disputaba cuando era jugador de Huracán. Al finalizar el encuentro, partió hacia La Boca para ver al equipo de sus amores. Fue el propio Migliore quien hace tres años, cuando el ex líder de los violentos, Rafael Di Zeo, purgaba una condena de cuatro años de prisión por ser partícipe de un choque, en 1999 en la Bombonera, contra la barra de Chacarita, lo visitó en el penal donde hoy, vaya paradoja, se encuentra alojado el capitán del “Cuervo”.

Migliore, quien se negó a declarar ante el juez que lleva adelante la investigación, está acusado de encubrimiento, ya que en alguna oportunidad, según figura en la causa, habría ayudado a Mazzaro, de alguna manera, en la clandestinidad. Según algunas versiones, De Campos tendría escuchas telefónicas que lo tienen al arquero y al dos de la barra de Boca como protagonistas.

Mientras avanza la investigación, otra vez vuelve el debate sobre la relación de jugadores y barras. Migliore no fue el único que estuvo en Ezeiza visitando al Rafa, ya que el ex delantero xeneize y actual entrenador de Godoy Cruz, Martín Palermo, también pasó por la cárcel para estar unas horas con su amigo de “La 12”. El ex delantero nunca ocultó su relación con los violentos del tablón y hasta en algún momento discutió con su ex compañero de equipo, Juan Román Riquelme, sobre este punto. Palermo no fue solo, ya que lo acompañó su actual ayudante de campo, el ex arquero Roberto Abbondanzieri. Varias veces esos futbolistas le entregaban a Di Zeo y compañía alguna camiseta para que las vistieran en la popular al momento de alentar al equipo.

Si bien hoy el centro de la investigación se encuentra en Migliore, la relación entre los que están adentro del campo de juego y los barras no es nueva. Ni siquiera es exclusiva de los colores de Boca.

Allá por 2009, el ex delantero millonario Fernando Cavenaghi, mientras se encontraba de vacaciones en el país (jugaba en el Spartak de Moscú), fue a ver River al Monumental. Pero lo hizo de una manera particular, ya que ingresó con los denominados “Borrachos del Tablón”, la barra brava del club de Núñez, y arriba de los hombros de uno de los violentos. El futbolista nunca negó que mantenía una buena relación con una de las barras más violentas de los últimos tiempos. Cabe recordar que en agosto de 2007, debido a una interna de la barra, asesinaron en la calle a Gonzalo Acro, integrante de un sector de los Borrachos del Tablón, que en ese momento se encontraba dividida. Más acá en el tiempo y cuando el equipo millonario disputaba su permanencia en la categoría, una noche aparecieron varios autos de los jugadores con las gomas pinchadas y con bollos en las carrocerías. Había sido un mensaje de los mismos personajes que dicen alentar desde la popular.

Otro ejemplo de la buena relación que se da entre los profesionales de la pelota y los que dicen ser hinchas fanáticos de la tribuna, lo tuvo como factor principal al ex delantero de Vélez Mauro Zárate. Mientras vestía la camiseta de la Lazio de Italia, se paró en la popular cuando su equipo visitaba al Cagliari por el torneo italiano. El futbolista estaba suspendido y alentó desde la tribuna. Allí hizo el saludo fascista cuando uno de sus compañeros marcó un gol (su equipo ganó 2 a 0), aunque su gesto nefasto fue castigado por el club con una multa de 10 mil euros. Los ultras de la Lazio son reconocidos por su apego al fascismo y por tener comportamientos permanentes de discriminación.

La situación de Pablo Migliore es compleja dentro de una causa que aún no se sabe cómo seguirá. El juez de instrucción decidió tomar varias medidas para acelerar los trámites y tratar de resolver qué fue lo que sucedió aquel 29 de agosto de 2011, en el barrio de Liniers, cuando Martín, su cuñado y dos barras más, según la causa que lleva adelante De Campos, entre uno de ellos, o varios, le pegaron a un hombre por una disputa vecinal. El hombre, Ernesto Cirino, de 58 años, falleció a las pocas horas a raíz de un golpe en la cabeza. Todo sucedió debido a que el perro de Cirino orinaba en la vereda del cuñado de Martín. El arquero de San Lorenzo fue detenido porque se lo acusa de encubrimiento. Su abogado, Víctor Stinfale, trata de demostrar que no hubo tal situación. Es una situación compleja. Migliore es amigo de algunos barras de Boca y en este momento se debe estar haciendo más de una pregunta sobre esa relación. 
_______________________________________________________________________________

Casos violentos

1999. La barra brava de Boca, que era manejada por Rafael Di Zeo y su hermano Fernando Di Zeo, protagoniza una batalla campal en la Bombonera. Allí, el equipo jugaba un amistoso frente a Chacarita. Ambos fueron procesados y detenidos.

2007. Gonzalo Acro, integrante de “Los Borrachos del Tablón”, la barra brava de River, fue asesinado cuando salía de un gimnasio en Núñez. Los violentos de River estaban divididos en dos grupos, uno respondía a Alan Schlenker y otro a Adrián Rousseau.

2009. El delantero Fernando Cavenaghi, fanático de River, ingresó a la cancha con un grupo de integrantes de “Los Borrachos del Tablón”, en un partido que se disputó en el estadio Monumental.

2010. Mauro Zárate, delantero de la Lazio y ex jugador de Vélez, alentó a su equipo mientras cumplía una fecha de suspensión, desde la popular. Allí hizo el saludo fascista. Fue multado con 10 mil euros.

2013. Pablo Migliore es detenido acusado de un supuesto encubrimiento a Maxi Mazzaro, número 2 de la barra de Boca.
 
Fuente: Revista Veintitrés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada