miércoles, 10 de abril de 2013

"CUANDO LOS CHICOS NOS SALUDAN , NOS SENTIMOS UNA BANDA DE KROSTYS"

Entrevista a Karamelo Santo. La banda mendocina asegura que siempre sale a buscar al público. "Lo nuestro pasa por la conquista y seguimos en eso", afirman.
 
Por Diego Gez
 

No importa si abajo del escenario hay grandes o chicos, conozcan o no lo que sale por los parlantes. Nosotros siempre salimos a buscarlos." En un improvisado backstage del Festival de Teatro infantil de Necochea, y minutos antes de cerrar la primera fecha del evento, a los Karamelo Santo, un grupo con tantos integrantes como un equipo de fútbol, no le importa mucho si el público que los sigue no es el de siempre. Formados a principios de los '90 en Mendoza, siempre hicieron de la mixtura de géneros como el ska, el punk, el folklore y el reggae una extensión de sí mismos. También pasaron por cientos de públicos diferentes, primero en su provincia natal, luego en Buenos Aires y más tarde en muchos de los festivales europeos más celebérrimos del continente. Como aclaran durante el precalentamiento que los llevará al escenario en minutos, "lo nuestro pasa por la conquista y todavía seguimos en eso", dicen casi a coro mientras el fernet con cola recorre manos, humores y opiniones.
Enseguida Piro Rosafa, una de las voces del grupo (la otra le pertenece a José Corominas) comienza a recordar que "cuando la señal Paka Paka era un programa, nos invitaron a formar parte de un compilado de canciones infantiles pero interpretadas por bandas de rock. Esos temas comenzaron a rodar, y después no paró más. ¡Ahora los chicos nos saludan y nos sentimos como una banda de Krostys! (en alusión al payaso de Los Simpson). Soy padre de un cachorro de ocho años, y tanto él como otros chicos nos dan una devolución positiva que es muy importante."
Con poco más de 20 años como grupo, a finales de 2011, la banda publicó un nuevo disco, (el primero sin Goy Ogalde, miembro fundador de KC), salió de gira durante gran parte de 2012 y volverá a hacerlo nuevamente hacia Europa para mitad del próximo verano boreal. "Este es el principio de una etapa muy copada", aclara Diego Aput, el hiperkinético bajista del grupo. "Es que encontramos después de muchos problemas una linda dinámica de laburo. Estoy seguro que de ahí vendrán nuevos temas. A este nuevo disco, al que lo llamamos Karamelo Santo por ese nuevo empezar que te decía, tiene mucho para dar." Aclara.
Pero hablar de discos, del hecho de realizar obras, implica zambullirse en estos tiempos, una época donde no pocos ven la desaparición física del disco/objeto como algo muy cercano. "Es todo un tema ese", dice Piro. "Como músico a mí me sigue gustando hacer discos porque eso habla de tu banda. No hay otra", aclara. Para Aput, "los discos, por más que para muchos signifiquen lo contrario, marcan épocas. Si alguien el día de mañana menciona a Karamelo, podrá identificar nuestro período según lo hecho. Para eso también servirán los discos, lo que en definitiva nos permite hacer giras." Hablar de tours con los cuyanos es hacerlo casi desde un punto de vista iniciático, como uno de los primeros grupos locales en participar de los míticos festivales europeos. "Para nosotros sigue siendo la primera vez cada vez que vamos", dice Piro. "Volvemos en julio y agosto para 35 shows en 40 días", concluye. «
La partida de Goy Ogalde
Goy Ogalde, cantante y miembro fundador de Karamelo Santo, abandonó el grupo en septiembre de 2010. Sin pausa, la banda decidió continuar sin él. “Desde su partida recuperamos el concepto de banda”, dicen casi todos al unísono. “No sólo Goy se bajó del grupo, otros también lo hicieron y sin embargo seguimos hasta hoy. Como banda su salida nos hizo crecer un montón, y estamos realmente mejor que cuando estábamos con él y su mala onda. Nos fuimos en malos términos (…) pero lo más lindo de todo fue reencontrarnos.”
 
Fuente: Tiempo Argentino




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada