martes, 23 de abril de 2013

EL PAPA RECIBE A ESTELA DE CARLOTTO EN UN GESTO DE ACERCAMIENTO A LOS ORGANISMOS

Será en un encuentro privado luego de la tradicional audiencia pública en Roma. Tras su entronización, la presidenta de Abuelas había lamentado que Bergoglio nunca las había recibido. Hay expectativa de que una gestión de Francisco pueda abrir puertas para conocer el paradero de casi 400 nietos.
 
La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, se reunirá mañana en el Vaticano con el Papa argentino Jorge Bergoglio en un encuentro privado, tras la tradicional audiencia pública que todas las semanas ofrece el Pontífice en la plaza San Pedro.
Durante el encuentro, pautado para las 10:30 hora local (5:30 hora argentina), la titular de Abuelas estará acompañada por Buscarita Roa, miembro del directorio de la institución, y por el legislador porteño y nieto restituido, Juan Cabandié.
Esta reunión privada es el primer acercamiento concreto que hace Bergoglio a los organismos de Derechos Humanos argentinos, que cuestionaron su rol en la última dictadura, cuando era provincial jesuita, y su falta de diálogo con las organizaciones.
Durante las movilizaciones del 37º aniversario del golpe de Estado, Carlotto había expresado su deseo de que el Pontífice argentino recibiera a las Abuelas, y le había reclamado "un gesto" para ayudar a la institución en la búsqueda de los niños apropiados durante la última dictadura.
"Siempre tuvimos ganas de hablar con él. Esperábamos que nos convocara como máximo exponente de nuestra Iglesia en Argentina pero nunca nos llamó, y lo digo con dolor y para que se revierta, no para condenar. Nunca habló de nuestros desaparecidos ni de los nietos que estamos buscando", había dicho Carlotto, tras el nombramiento de Bergoglio como Papa, y había estimado que el religioso "puede abrir puertas" para conocer dónde están los nietos que faltan encontrar, que son casi 400, y saber dónde están los 30 mil desaparecidos.
La invitación a las Abuelas parece la primer respuesta a estas críticas que recibió también desde Madres de Plaza de Mayo. Justamente la semana pasada, el Papa Francisco respondió una carta de Hebe de Bonafini, titular de Madres, quien le habría escrito en marzo pasado.
En la carta, el Papa le aseguró que "comparte su dolor" y el de quienes "han padecido y padecen la pérdida trágica de sus seres queridos" durante la última dictadura y concluyó con su bendición "como signo de esperanza y aliento", a la vez que pide que "recen y hagan rezar" por él.
Hebe, también a través de una misiva, le había dicho a Bergoglio que desconocía su trabajo pastoral pero había escuchado "a muchos compañeros explicar de su entrega y trabajo en las villas". "Le solicito, desde lo más profundo de mi corazón, no luchar por una Iglesia para los pobres: únase a todos los que en este mundo injusto luchamos para que se termine la pobreza y alguna vez la igualdad sea una realidad y entonces lograremos un mundo de niños felices y sonrientes", había sido el pedido.
La relación de Bergoglio con los organismos de Derechos Humanos siempre fue tirante debido a las acusaciones por haber desprotegido a dos sacerdotes que pertenecían a la orden de los jesuitas, de la que el ahora Papa era la máxima autoridad.
Se trata de Orlando Yorio y Francisco Jalics, ambos sacerdotes tercermundistas secuestrados y mantenidos en cautiverio en la ESMA. Bergoglio aseguró haber hecho gestiones con la dictadura para su liberación y Jalics respaldó sus dichos al advertir recientemente que sería "un error afirmar que la detención ocurrió por iniciativa del padre Bergoglio".
Sin embargo, Yorio y su familia continúan responsabilizándolo por la "total desprotección" en la que dejó a los dos religiosos. Así lo manifestó la semana pasada su hermana, Graciela Yorio, al declarar como testigo en el juicio oral por crímenes en la ESMA. "El provincial los instó a que renunciaran a la Compañía de Jesús. En esa situación de total desprotección, el 23 de mayo de 1976 fueron secuestrados por grupos de tarea de Infantería de Marina", recordó. «
 
Fuente: Tiempo Argentino
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada